La Presidenta del Patronato del Sistema Estatal DIF (SEDIF), Dinorah López de Gali, refrendó el compromiso del gobierno del estado para prevenir y combatir la violencia contra las mujeres.

 

Informó que, para reforzar la política pública en esta materia, el organismo a su cargo pondrá en marcha el Programa Estatal para la Atención de la Violencia Familiar.

 

Al participar en el foro “Generando conciencia para vivir sin violencia”, López de Gali explicó que dicha estrategia tiene la finalidad de facilitar el acceso a un tratamiento oportuno para reducir los daños asociados a este problema; brindar acompañamiento a las víctimas para que accedan a la justicia y capacitar a los servidores públicos para que ofrezcan un servicio seguro y humanizado a las denunciantes.

 

Reiteró que la violencia tiene raíces culturales profundas, por lo que todos los sectores de la sociedad deben unirse para erradicarla.

 

“En Puebla, por fortuna, tenemos un gobierno sensible que no sólo se ha preocupado por la violencia, sino que también ha tomado cartas en el asunto con acciones contundentes a favor de las mujeres y del fortalecimiento del tejido social”, expresó la titular del SEDIF.

 

Gilberto Higuera Bernal, encargado de despacho de la Fiscalía General de Puebla, señaló que es preocupante el índice de violencia que se advierte en las relaciones sociales, incluyendo sectores como el deportivo, laboral, estudiantil y lamentablemente en el ámbito familiar, que es en el que se originan muchos feminicidios o delitos graves.

 

El también Fiscal de Investigación Metropolitana adelantó que la Fiscalía de Puebla tiene previsto instalar módulos en universidades y subrayó que la prevención en el combate a la violencia se puede dar en el marco del respeto y apoyo mutuo, aspectos en el que todas las personas pueden participar.

 

Mónica Silva Ruiz, directora del Instituto Poblano de las Mujeres, manifestó que la juventud es un sector que puede generar un cambio para generar una sociedad libre de violencia.

 

“La sociedad organizada, las instituciones y los gobiernos debemos trabajar con mayor articulación. Esto, nos debe llevar a mayores cambios de conducta y de trato entre nosotros. Exige percibir a las mujeres como iguales, como pares”, resaltó.