• Hizo un llamado a las autoridades a continuar con las investigaciones correspondientes en el caso de la estudiante Irlanda Nava

Por Diego Armando Cuautle

El Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría de la Universidad Iberoamericana Campus Puebla, solicitó de nueva cuenta la emisión de la Alerta de Violencia de Género por feminicidio, violencia sexual y desaparición de mujeres en la entidad de Puebla.
Además de lo anterior hace un llamado a las autoridades a continuar con las investigaciones correspondientes en el caso de la estudiante Irlanda Nava quien en días pasados fue agredida por un sujeto hasta ahora no identificado.
A través de un comunicado, el Instituto exhortó que se tome enserio el tema de la violencia a la mujer, pues argumenta que de acuerdo con el registro hemerográfico del Observatorio de Violencia Social y de Género de Puebla del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, se detectó que ocurrieron 81 probables feminicidios en 2015, 85 más en 2016 y 106 en 2017.
Además de que las cifras de la Fiscalía General del Estado de Puebla también reportan un crecimiento en las averiguaciones previas o carpetas de investigación en las que se ejercitó acción penal por el delito de feminicidio: 37 en 2015, 49 durante 2016 y 77 en 2017.
Ante esta situación el Instituto pide que el gobierno del estado y las demás instancias gubernamentales competentes adopten con celeridad las medidas adecuadas y urgentes para garantizar a las mujeres de Puebla una vida libre de violencia.
Además, solicitan que haya medidas preventivas necesarias para evitar la repetición de hechos de violencia contra ellas.
Otra petición es que en el caso concreto de la estudiante Irlanda Nava se adopten en la investigación de los hechos las medidas urgentes, adecuadas y desde una perspectiva de género, agotando desde su deber de debida diligencia todas las líneas posibles de investigación.
Urgió que se dé esclarecimiento exhaustivo de los hechos, así como la sanción del responsable y la reparación integral del daño, pues no se trata sólo de una estudiante de la Ibero, sino de una mujer que, gracias a la lucha con su agresor, se encuentra viva.