Mary González

 

El gobernador electo de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, aseguró que no renegociará la deuda heredada del gobierno de Rafael Moreno Valle, como se dio a conocer en un medio de circulación nacional, pues dejó en claro que investigará a fondo.

En este sentido precisó que por ningún motivo renegociará la deuda que dejó el ex gobernador, sino por el contrario investigará y dará a conocer los resultados.

Es de mencionar que Milenio en su edición nacional publicó que Barbosa Huerta se había dado a la tarea de reestructurar la deuda, y que para ello había solicitado la ayuda de José Antonio González Anaya y José Antonio Meade.

Ante estas declaraciones refirió que no tiene ninguna relación profesional con José Antonio Meade, ni con José Antonio González Anaya, pero aclaró que les tiene respeto tanto a ellos como a su trabajo.

Como se recordará desde la campaña rumbo a la gubernatura del estado precisó que descubriría la deuda que enfrenta el estado, misma que fue contratada por el ex gobernador antes mencionado, y que no le mentiría a los ciudadanos pues daría a conocer todo al respecto.

Ante estos señalamientos, Barbosa Huerta remarcó que estará atento y que será una de las prioridades de su gobierno.