• Se dirigía de Huehuetlán a El Aguacate cuando fue detenido junto con un hombre apodado El Calaco.

Odilón Larios Nava.- El párroco que usurpaba funciones en Huehuetlán El Grande, de nombre Musio y/o David, también conocido como padre Moncho, fue detenido este jueves por la tarde, según informaron vecinos de aquel municipio. No se precisó si fueron autoridades del estado o la federación las que hicieron la detención.
La detención, según algunos pobladores con los que platicó este diario, ocurrió cerca de las cuatro de la tarde, cuando el falso párroco y dos jóvenes cercanos a la mayordomía salieron de Huehuetlán El Grande, se dirigían a El Aguacate, lugar donde presuntamente habían solicitado al sacerdote.
Siguiendo con esas versiones, “El Padre Moncho” iba acompañado de dos comisionados uno de ellos un joven conocido como Mely y otro al que señalaron como Joel Solís, alías El Calaco.
En el camino, a la altura del cerro, un vehículo color rojo los habría interceptado y se llevaron al párroco Moncho y a Joel. Mientras que a Mely lo dejaron en el lugar.
Lo anterior se dio a conocer cuando Mely regresó a Huehuetlán y contó lo que había ocurrido. En un inicio este joven relató los hechos y señaló lo ocurrido como un secuestro. Pero fuentes policiales consultadas indicaron que se trató de una acción judicial, es decir que fue una detención.
No se precisó el delito del que se le señala a la persona que se ostentaba como párroco. Pero algunos pobladores presumen que puede estar vinculado a la usurpación del cargo eclesiástico. Cabe señalar que el mismo arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, había denunciado esta irregularidad que estaba ocurriendo en Huehuetlán.
Según los pobladores entrevistados, Moncho sería párroco de profesión, pero está inhabilitado o suspendido por alguna falta administrativa que cometió en la diócesis, o al menos eso les comentó. Aseguran que el clérigo fue víctima de la ambición de algunos expresidentes del lugar, que son los cabecillas que han corrido a golpes a los padres eclesiásticos que envía la diócesis, por lo que solicitaron que los investiguen para que les finquen responsabilidades, pues son los que han creado todos estos problemas