Odilón Larios Nava.- Un ladrón se despertó muy temprano este lunes para delinquir, no pensó que el levantarse con el pie izquierdo le traería mala suerte. Atracó a un adolescente al que despejó de su celular en la colonia Casa Blanca en Amozoc, pero el padre del menor estaba cerca y le dio una golpiza a la vez que impidió que escapara y lo entregó a la policía.
El detenido dijo llamarse Julio Ernesto Barrientos Coronel, de 26 años de edad, con domicilio en la ciudad de Puebla, fue detenido en la colonia Casa Blanca, cuando atracó a un transeúnte de 17 años de edad.
El sujeto atacó a un adolescente y le arrebató el celular, no consideró que el hombre que estaba cerca del menor era su padre, quien al ver el delito de que era víctima su hijo, no dudó en enfrentar al ratero y le dio de puñetazos.
La golpiza que le dio el padre del menor hizo que el presunto ladrón sangrara de la nariz, el hombre no permitió que el delincuente escapara y posteriormente lo entregó a los elementos de la policía de Amozoc.
Fue así como el presunto ladrón quedó detenido y fue trasladado a la comandancia de policía de Amozoc, para efectuar los trámites de remisión ante la autoridad ministerial.
Finalmente el sujeto fue remitido ante el Agente del Ministerio Público de Tepeaca por el delito de robo a transeúnte. Será esta autoridad la que finque o deslinde responsabilidades según el caso.
Cabe señalar que el hombre que detuvo al delincuente también quedó asegurado y fue presentado al Ministerio Público por las lesiones que causó al ratero.