Por Jesús Lemus/Puebla

La detención del ex gobernador de Veracruz Javier Duarte, es una medida desesperada del gobierno de la República para tratar de revertir los números negativos que tiene el PRI en el estado de México donde habrá elecciones para elegir al nuevo gobernador, señaló el diputado local independiente, Julián Peña Hidalgo.
Destacó que el PRI está viviendo una fuerte crisis de credibilidad en todo el país, por ello necesitan de medidas extremas para tratar de remontar en las preferencias electorales en los estados donde habrá votaciones este año, como es el caso de México.
Julián Peña Hidalgo consideró que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, aplica la famosa caja china, que tiene como finalidad distraer a la población de diversos aspectos sociales y centrarlos al asunto de la detención del ex gobernador de Veracruz.
“Me parece que lo utilizan como una bandera para señalar que están combatiendo la corrupción pero me parece que es desafortunada la manera como lo hacen, no es un combate de la corrupción sino que es como una caja china para poder revertir la elección y se ve que es una acción desesperada que la concertaron con el propio Javier Duarte”.
En este sentido, el diputado local independiente, dijo que esta detención no garantiza un combate frontal de la corrupción y la impunidad, puesto que existe la sospecha que no se tocarán los bienes del ex mandatario estatal de Veracruz, confirmando así el “amaño” dentro de la coyuntura electoral del Estado de México.