Dulce Gómez

El Ayuntamiento de Puebla destinará 2.5 millones de pesos –recursos de FORTASEG- para la instalación de botones de pánico en las 10 rutas “más complicadas” del transporte público, informó el alcalde capitalino, Luis Banck Serrato.

En este contexto, el presidente municipal informó este recurso ya fue aprobado por el Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública durante la Reunión Nacional de Concertación de Recursos en la que participó el viernes pasado.

A la par, Banck Serrato apuntó que el objetivo es prevenir la violencia a bordo de las unidades del transporte público, principalmente hacia las mujeres.

“Nos autorizaron recursos de FORTASEG para la compra de botones de pánico y no sólo botones de pánico, sino una serie de acciones para prevenir la violencia en el transporte público”, enfatizó.

Aunque desconoció el número de reportes hechos mediante el micrositio de la página oficial de la Comuna, el edil indicó que será en 45 días cuando se inicie este colocación, y es que aún falta emitir la licitación correspondiente.

“Vamos a iniciar con la instalación ya está autorizado el rubro, habrá que hacer la licitación correspondiente y eso nos llevará 45 días”, concluyó el munícipe.