Desde hace algunos años el representativo de basquetbol de la Universidad Madero ha tenido como uno de sus referentes a Gabriel Reynoso, estudiante de la Licenciatura en Comunicación y Multimedia y jugador de posición 3 en los Tigres Blancos.
Este año todo apuntaba a que Gabriel Reynoso, por su experiencia en la máxima categoría del basquetbol universitario, lideraría a los Tigres Blancos, sin embargo, una lesión en plena pretemporada le impidió tener actividad en la primera vuelta de la Liga de la Asociación de Basquetbol Estudiantil.
Por la magnitud de esta lesión era casi un hecho que Reynoso no jugaría en esta campaña, sin embargo, sus ganas de apoyar a la quinteta felina, en combinación con su buena actitud en la etapa de recuperación fueron las claves para que regresara a las canchas en la etapa madura de la Liga ABE, misma en la que los Tigres Blancos luchan por mejorar su lugar en la clasificación.
Gabriel Reynoso dijo sentirse contento de regresar a la actividad para apoyar a su equipo, mismo con el que pronto se despedirá.
“En una colada que hice en un entrenamiento me lesioné y estuve seis meses en reposo, pero gracias a mis terapias es que pude regresar. Fueron seis meses tristes por no poder ayudar a mi equipo, pero ya regresé y ahora puedo aportar al equipo. Es mi último semestre para jugar y lo que espero es aportar al equipo lo más que pueda. Quiero darle todo a mi equipo en estos últimos partidos tal y como lo hice en 2011 cuando fuimos campeones en Conadeip y ganamos el ascenso ya que en esa temporada quedé dentro del cuadro ideal”, comentó Gabriel Reynoso.