Como resultado del diálogo entre las secretarías de Gobernación y Educación, e integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), los maestros de México serán tomados en cuenta para la elaboración de las leyes secundarias y ordenamientos que se deriven de la nueva reforma constitucional en materia de educación, informó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En conferencia de prensa matutina destacó la disposición de los docentes al diálogo para llegar a acuerdos y dijo que no tienen interés de lucrar con las plazas de trabajo.

Reiteró el compromiso de cancelar la reforma educativa y las leyes secundarias.

“El propósito es modificar la reforma impuesta y se tienen que mantener términos, conceptos técnicos, porque una demanda es que no se quiere que quede nada del lenguaje neoliberal y en eso yo estoy de acuerdo también, pero es poco a poco”, puntualizó.

Resaltó que la reforma a la constitución tendrá una dimensión diferente y el eje principal será el establecimiento del derecho a la educación gratuita y de calidad en todos los niveles escolares, desde el básico hasta el superior.

El mandatario informó que durante su participación en la clausura de la 82 Convención Bancaria en Acapulco, Guerrero, propondrá que mejoren los servicios financieros en beneficio de los mexicanos y que la banca contribuya al crecimiento económico nacional.

Adelantó que convocaremos a bajar las comisiones, incentivando una “auténtica competencia”.

Dijo que el próximo año, en este mismo evento, entregará un reconocimiento a la institución bancaria que tome la iniciativa de cobrar menos por el envío de remesas de Estados Unidos a México, que al año ascienden a 35 mil millones de dólares.

Asimismo, planteará la inclusión financiera, ya que no hay sucursales de bancos en la mitad de las cabeceras municipales del país.

El presidente recalcó la necesidad de contribuir a modernizar desde abajo a México y que el crecimiento económico no siga centralizando en las grandes ciudades.