En el marco del Día Mundial del Agua, el Presidente Enrique Peña Nieto puso en marcha la ampliación y mejoramiento de la Red de Agua Potable de Acapulco y el incremento del abasto de agua potable para Chilpancingo, obras que fueron comprometidas en la campaña presidencial y que representaron una inversión del orden de mil 500 millones de pesos.

Resaltó que en lo que va de esta Administración, la capacidad de tratamiento de aguas residuales ha aumentado en el país en 40 por ciento, y ello ha sido posible por la puesta en operación de 393 plantas de tratamiento.

Asimismo el Primer Mandatario dijo que, “hemos incrementado nuestra capacidad de reutilización de aguas residuales, después de ser tratadas, en un 25 por ciento con respecto a la que anteriormente se reutilizaba”.

“Lograr esta mejora del 25 por ciento, traducido a abastecimiento, significaría llevarle agua potable a 36 millones de personas. Esto es lo que hoy estamos logrando al reutilizar un 25 por ciento más del agua”, resaltó.

El Primer Mandatario precisó que obras como la inaugurada permitirán triplicar el abastecimiento de agua potable para Acapulco, y duplicarlo para Chilpancingo.

Además, el Titular del Ejecutivo Federal inauguró la carretera Feliciano-Zihuatanejo, realizada con una inversión superior a los mil millones de pesos, y que permite mejorar la infraestructura carretera del estado de Guerrero.

El Presidente Peña Nieto destacó que la Organización de las Naciones Unidas ha convocado a que en la celebración del Día Mundial del Agua de este año se ponga énfasis en el tratamiento de aguas residuales.

Informó que en nuestro país se generan 231 mil litros por segundo de agua residual, de los cuales el 57 por ciento hoy está siendo tratada.

Añadió que en los próximos meses también se pondrá en operación la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Atotonilco, Hidalgo, “lo que permitirá incrementar en 6 por ciento el agua tratada en todo el país”.
salieron adelante”.