Cuando sus amigos que lo acompañaban a casa vieron que no respondía, lo bajaron del auto y lo dejaron abandonado en plena vía pública.

Odilón Larios Nava.- Luego de haber salido con sus amigos a jugar, un menor de tan sólo 12 años de edad perdió la vida en el vehículo en que viajaban de regreso a su casa, en Tecamachalco.
Se sabe que recientemente se realizó una obra en una de las calles cercanas a la casa de Leonardo. Por lo que la tapa del drenaje quedó algo salida y así fue como al pasar por encima, el vehículo Eclipse en que viajaban, el cual se caracteriza por ser muy bajo, impactó en la parte baja.
Cabe señalar que Leonardo Carrera García, de 12 años regresaba a su casa, ubicada en la colonia Capula, en San Matían Tlaixpan, acompañado de sus amigos después de haber acudido a jugar una cascarita.
La madre del menor refirió que el pasado martes en la noche, el niño estaba cenando en su casa, cuando seis de sus amigos del pueblo acudieron a verlo para ir a jugar fútbol a Tlaixpan.
Los siete jóvenes se fueron en un automóvil Eclipse, color negro, acudieron a jugar, tuvieron su partido y todo salió había salido bien hasta una cuadra antes de llegar a la casa de Leonardo, quien viajaba en las piernas de uno de sus amigos en el asiento del copiloto.
Cuando el coche intentó pasar por encima de la tapa del drenaje, todos rebotaron llevándose la peor parte los ocupantes de los asientos delanteros, quienes además fueron golpeados por las bolsas de aire que se activaron por el golpe.
Cabe señalar que el automóvil no volcó, ni tuvo mayores complicaciones, excepto el golpe con la tapadera del drenaje. Los jóvenes, “amigos” de Leonardo, al ver que el niño no respondía, se espantaron y lo bajaron del auto, dejándolo en la calle a tan sólo unos metros de su casa.
Quienes lo vieron tendido, pidieron apoyo y fue así como llegaron los paramédicos del 066 a bordo de la ambulancia 17, quienes al revisar al joven confirmaron que no presentaba signos vitales.
Personal de la policía municipal de Tecamachalco acudió hasta el lugar y resguardó el lugar donde se encontraba el cadáver. Minutos después algunos de los amigos de Leonardo, ya más tranquilos regresaron al lugar y explicaron cómo habían sido los hechos. Dos de los amigos fueron asegurados para comparecer ante el Ministerio Público.
El fiscal de Tecamachalco acudió para realizar las diligencias del levantamiento del cadáver e iniciar las investigaciones del deceso de este menor quien pereció después de su última cascarita.