Odilón Larios Nava.- La madrugada de este miércoles, un deslave en Cuetzalan dejó como saldo cuantiosos daños en el Hotel Elizabeth, cuyas instalaciones se encuentran en una zona de alto riesgo desde hace 17 años.
El propietario del hotel, Armando Vázquez Arias, desestimó que las lluvias de esta temporada hayan causado lo anterior y citó las lluvias ocurridas en el año 1999, cuando llovió más y el hotel no sufrió ningún daño.
Refirió que lo ocurrido pudo ser causado por el escurrimiento permanente de la presa de captación, ubicada a escasos cien metros, la cual habría ido provocando un socavón.
Además dijo que otras de las causas pudo ser el reblandecimiento de la tierra, luego de que el gobierno municipal y estatal, llevaran a cabo la pavimentación de la calle con concreto hidráulico, por medio del programa de mejoramiento de la imagen urbana.
Derivado del deslave, en el hotel se vino abajo la alberca y un camión de volteo que estaba estacionado cerca, aunque afortunadamente no hubo personas lesionadas por estos hechos.
Un habitante oriundo de Cuetzalan, al ser entrevistado comentó: “eso ya se esperaba, desde que se hizo el hotel se sabía que estaba en la barranca”.
Por su parte el regidor de gobernación y protección civil, Rafael Rivera Arieta, señaló que las lluvias pudieron ser las causas de este deslave y los cuantiosos daños económicos que dejó al hotel. Además enfatizó el riesgo de que el establecimiento esté construido al lado de una barranca.
Protección Civil municipal de Cuetzalan, comenzó con los peritajes para conocer qué fue lo que en verdad ocurrió, mientras que el propietario del inmueble pide que dichas evaluaciones por parte de las autoridades sean apegadas a la verdad.