• Llamaron a los números de emergencias y denunciaron haber sido asaltados.
• Después confesaron que ellos planearon el robo para cubrir un adeudo.

Odilón Larios Nava.- Dos empleados de una constructora cometieron autorrobo, fueron descubiertos por la policía municipal y ministerial. Fingieron el robo de 300 mil pesos y llamaron a las autoridades, incluso informaron que los ladrones iban armados y habían escapado en una motocicleta.
El pasado lunes por la tarde dos cuentahabientes llamaron a los números de emergencias para señalar que habían sido víctima de asalto al salir del Bancomer de la avenida Juárez y 15 Sur. Los dos hombres señalaron que los responsables eran dos hombres armados que habían escapado en una motocicleta color verde, de la marca BMW, quienes los habían despojado de 300 mil pesos.
En las declaraciones iniciales que las supuestas víctimas de asalto a cuentahabiente daban a las autoridades policiales, incurrieron en varias inconsistencias, las cuales fueron puntualmente tomadas por los policías.
Los dos cuentahabientes, Erick V., y su acompañante Hardy V., así como la camioneta en la que viajaban una GMC, tipo Terrain, color negro, fueron remitidos ante las autoridades.
Cabe señalar que luego de las primeras investigaciones se supo que estos dos hombres no llevaron nunca los 300 mil pesos que acusaban les habían robado, pues una parte del efectivo la dejaron en Tlaxcala. Además en el interior de la camioneta se les encontró la cantidad de 20 mil pesos, dentro de la camioneta también se les encontraron varias chequeras.
Los dos hombres antes mencionados quedaron a disposición del Agente del Ministerio Público de la Delegación Sur, donde se inició en su contra la averiguación previa 1533/2016 por los delitos de uso indebido de los sistemas telefónicos de emergencia y cohecho.

EL INFORME OFICIAL DE LA FGE:

Al ubicar y entrevistar a los supuestos agraviados, solo señalaron que sujetos desconocidos a bordo de una motocicleta los habían despojado de 300 mil pesos, sin que aportaran datos más precisos. Cabe señalar que las personas cayeron en constantes contradicciones y finalmente manifestaron que su reporte era falso e hicieron ofrecimientos de dinero a los agentes para que dejaran de investigar el caso.

Por estos hechos Erik Vázquez Pérez, originario de Tlaxcala, y Hardy Vázquez Olmos, originario de la ciudad de Puebla, fueron puestos a disposición del agente del ministerio público junto con un vehículo de su propiedad, en el que fue hallado un paquete con 20 mil pesos.
Al rendir su declaración, aceptaron que al ser enviados a retirar 300 mil pesos por parte de una empresa consultora de Tlaxcala para la cual trabajan, se trasladaron a la ciudad de Puebla, y al obtener el efectivo decidieron ocupar 100 mil pesos para pagar una deuda, posteriormente apartaron 20 mil pesos en el vehículo en el que viajaban, y finalmente entregaron 180 mil pesos restantes, a sujetos coludidos que simularon el asalto.