Dulce Gómez

Tras la petición que hizo el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO), Rafael Herrera Vélez, para bajar las sanciones aplicadas a establecimientos que vendan alcohol después de la hora permitida, el alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, dejó en claro que ya existe un rango definido y recalcó que las multas serán aplicadas dependiendo de la gravedad de la falta y de la reincidencia.

En este tenor, el presidente municipal compartió que esta misma semana se reunirá con Herrera Vélez y con la institución que realizará el estudio para evaluar el impacto en la reducción de la incidencia delictiva, tras la regulación del horario en la comercialización de bebidas embriagantes en tiendas de conveniencia.

Acotó que son más de 400 comercios los que se deben apegar a dicha disposición, que el 1 de septiembre pasado entró en vigor.

“Hay un rango definido por ley, hablé con Rafael Herrera y lo que acordamos es que todo dependería de la gravedad de la falta y de la reincidencia de la falta”, aseguró.

De tal manera, enfatizó que su administración está obligada a aplicar lo que el reglamento especifica.

Al cuestionarle sobre las incidencias que se han aplicado a comercios por vender alcohol fuera del horario permitido, Luis Banck señaló que hasta el momento no hay un registro, aunque será en breve cuando se conozca dicho detalle, además del decremento en la incidencia delictiva.

“No tenemos ningún registro todavía de incumplimiento, aunque la supervisión es permanente. Esta semana acordé con Rafael Herrera que tendríamos las dos primeras entrevistas con la institución que nos hará el estudio para evaluar el impacto en la reducción de la incidencia delictiva”, finalizó.–