• En su carta póstuma dejó claro que no tenía ganas de vivir y que no estaba satisfecha con el trabajo que realizaba.

Odilón Larios Nava. – Las investigaciones policiales descartan que la médico pediatra del Hospital del Niño Poblano y del Hospital General del Sur, se haya suicidado a causa de “Mobbing” – término equivalente al bullying pero en el trabajo –. La carta póstuma que dejó es clara al señalar que ya no tenía deseos de vivir y que ella se sentía insatisfecha con su desempeño como médico.
Fue el pasado miércoles 16 de mayo cuando esta mujer de nombre Zyanya Estefania F. B., de 26 años, se quitó la vida en su domicilio del fraccionamiento Real de Zavaleta, en la colonia Concepción La Cruz, del municipio de San Andrés Cholula.
Después de su muerte algunos de sus conocidos argumentaron que esta decisión la tomó debido a que sufría “Mobbing”. Sin embargo, esto es solo una especulación, en la única carta póstuma que está en poder de las autoridades ministeriales la ahora occisa no hizo ninguna alusión a ese tema.
Zyanya era médico de profesión con especialidad en pediatría, laboraba en el Hospital General del Sur y en el Hospital del Niño Poblano. Sus conocidos la definieron ante las autoridades como una persona reservada, ermitaña, que no compartía mucho de su vida. Zyanya era joven y bonita, pero incluso su compañera de departamento mencionó a las autoridades que no conocía que tuviera novio.
Fuentes consultadas indicaron que la carta póstuma es muy clara y que en ella en ningún momento se hace alusión a que la mujer sufriera algún tipo de maltrato laboral. Lo que si les llamó la atención fue la parte en donde Zyanta asume que “nunca fui buena en el hospital… ahí ni yo misma confiaba en mí y ni se imaginan el pánico que sentía al estar frente a un paciente. Soy un fracaso”. Además del inicio de la misiva de despedida donde pedía perdón a su mamá y papá. En otra parte mencionó que ya no le encontraba sentido a la vida.
Otro aspecto importante que dieron a conocer las fuentes consultadas, quienes por obvias razones solicitaron la gracia del anonimato, Zyanya tomaba antidepresivos. En el cuarto de baño donde se quitó la vida se encontraron indicios que apuntan a que antes de hacerse cortadas en los brazos a la altura de las muñecas se habría administrado algún tipo de anestésico.
Luego de hacerse unos cortes no muy profundos, ató una bufanda a la regadera y el otro extremo a su cuello. Fue su compañera de departamento quien la encontró sin vida y avisó a las autoridades ministeriales. La carpeta de investigación que se inició por este hecho fue la 7387/2018 de la Zona Centro.
Ningún elemento de la investigación refuerza las especulaciones de algunos de sus compañeros y amigos, acerca de que Zyanya sufría Mobbing por parte de algunos médicos.
Con respecto a este último tema, la Secretaría de Salud del Estado de Puebla (SSEP) emitió un comunicado lamentando el deceso de la joven mujer. Además de que, dice el comunicado: “la dependencia rechaza categóricamente que en dicho nosocomio se registre algún tipo de maltrato hacia el personal médico y/o administrativo”.
“En ese sentido, en el departamento de Enseñanza del Hospital para el Niño Poblano (HNP) no se tiene registro de quejas de parte de residentes en lo que va del presente año”.