Puebla, Pue. La Secretaría General de Gobierno (SGG) a cargo de Jorge Cruz Bermúdez, informa que según los resultados del análisis realizado por la Coordinación Nacional de Protección Civil, los sonidos y vibraciones que se han registrado en Acatzingo en las últimas semanas, obedecen a procesos hidráulicos como cavitación, en el interior del ducto de agua situado bajo la calle, lo cual no representa ninguna amenaza a la vida, bienes o entorno de la población.
Es factible, señala el informe, que las tomas de agua de las distintas casas, al conectarse con la tubería principal, generen irregularidades en ésta, que producen el fenómeno de cavitación. Para evitarlo, se hacen recomendaciones técnicas para permitir la entrada de aire al ducto en los puntos de regulación.
Se recomienda aprovechar la excavación que se está realizando para instalar el drenaje y revisar el estado y método de construcción de todo el ducto, ya que el fenómeno de cavitación puede llegar a causar serios daños a las tuberías y, por tanto, fugas importantes.
De acuerdo al reporte del organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación federal (SEGOB), los estudios del suelo realizados con la colaboración de las autoridades municipales y la Dirección de Protección Civil estatal (DGPCE), permitieron determinar que no es factible la construcción de un tunel en el área; “ya que los terrenos en que se asienta la colonia Jesús Maravillas están formados por suelos poco consolidados, fácilmente erosionables, y que no soportan taludes verticales sin colapsarse”.
Asimismo, con el objeto de descartar otros posibles orígenes para los sonidos, se buscaron evidencias de actividad industrial en la zona, sin encontrar maquinaria o actividades que pudieran provocar los ruidos reportados.
Tampoco se encontró evidencia de alguna tubería cercana que condujera hidrocarburos, como indicaron algunos de los vecinos; se observó que las calles cercanas están pavimentadas y no muestran evidencia de haberse realizado alguna excavación para introducir tuberías.
Cabe recordar que en cumplimiento a la instrucción del gobernador del Estado, Rafael Moreno Valle, se llevó a cabo la inspección referida, en la cual se solicitó la participación del Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED).
Por parte del organismo intervinieron, Ramón Espinasa Pereña, Subdirector de Riesgos Volcánicos, de la Dirección de Investigación; Miguel Ángel Saldívar Rangel, Jefe de Departamento de Instrumentación Sísmica de la Subdirección de Instrumentación Sísmica, y Rubén Darío Rivera Balboa, Jefe de Departamento de Análisis de Sustancias Peligrosas en la Subdirección de Riesgos Químicos.
De la Dirección General de Protección Civil Estatal asistieron su titular, Jesús Morales Rodríguez; Miguel Angel de la Rosa, Coordinador de Protección Civil Estatal y Jesús Jiménez Juárez, Director de Seguridad Pública, así como, Rafael Ledo Toral, director de Gobernación Municipal de Acatzingo y César Aquino Guevara, director de Protección Civil Municipal.