Por Jesús Lemus/Puebla

El diputado del PRI, Rosalío Zanatta Vidaurri, afirmó que no puede darse la destitución del presidente municipal de Ajalpan, Gustavo Lara Torres, pese a que hace unas semanas se dio un escenario de ingobernabilidad que derivó en el linchamiento de dos personas.
Así lo declaró el representante popular del distrito de Ajalpan, luego de informar que por tercera semana consecutiva ingresó a la sesión del Congreso de Puebla, un oficio donde se pide la destitución del presidente municipal.
En este sentido, reconoció que en su momento se registró ingobernabilidad en Ajalpan, pero con la presencia de la policía estatal después del linchamiento de los 2 jóvenes, la tranquilidad ha regresado al municipio enclavado en la Sierra Negra.
Puntualizó que la Comisión de Gobernación debe servir como canal de diálogo entre los pobladores de Ajalpan y autoridades de la administración estatal, con la finalidad de llegar a un acuerdo de lo requerido en la región para evitar mayores problemas sociales.
“Es facultad de la comisión de Comisión de Gobernación decidir la destitución. En estos momentos la policía estatal podría salirse de Ajalpan y ya no habría problemas con los pobladores de la región”.