Por Irma Sadiz

Luis Miguel Barbosa Huerta, afirmó que no hubo “voto diferenciado” en la elección, como quieren hacer creer sus adversarios que de forma “sistemática dicen que sí lo hubo”, por lo que se mantiene en la línea de esperar la resolución de tribunales federales sobre sus recursos de impugnación.

En entrevista previa a sostener una reunión con jóvenes, el candidato a la gubernatura de la coalición “Juntos Haremos Historia” manifestó que la elección a la gubernatura todavía no está resuelta, ya que falta que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) califique el proceso.

Por lo que anulará la elección y estará dispuesto a contender nuevamente con la panista de Por Puebla al Frente para volverle a ganar.

Asimismo, en entrevista, subrayó que la estrategia de la coalición Juntos Haremos Historia de llamar al voto parejo, al voto 6 de 6 sí funcionó y “Yo gané las elecciones”.

Barbosa Huerta, expresó que elmensaje que Andrés Manuel López Obrador dio sobre la elección de Puebla fue para dejar en claro que serán los órganos jurisdiccionales los que resolverán sobre el resultado de la votación para gobernador.

Por último, expresó que no espera que proceda favorablemente el recurso de inconformidad que presentó para que el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) anule la eleccón e invalide la constancia de mayoría como gobernadora electa a Martha Erika Alonso Hidalgo, por lo que en octubre habrá sorpresas desde tribunales federales dejando en claro que en la entidad se respeta la voluntad de los poblanos.