Marco Fierro

El Ayuntamiento de Puebla concluyó obras de limpieza en 9 puntos de la capital, incluyendo  el vaso regulador Puente Negro, para estar preparados en temporada de lluvias y evitar afectaciones a más de 4 mil personas.

 

Más de 13 toneladas de desechos se han retirado del vaso regulador, luego de las acciones de desazolve del lugar por esta temporada de lluvias. Entre los materiales retirados, se encontraron llantas, muebles, escombros y hasta automóviles enteros.

 

La presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco junto con integrantes del Comité de Lluvias del municipio, supervisaron los trabajos de desazolve y ahí, exhortó a los ciudadanos a no arrojar ninguna clase de desechos a estos lugares porque se ponen en riesgo a miles de ciudadanos que habitan estos lugares.

 

Tras revisar los trabajos, aseguró que su administración está preparada para afrontar de manera adecuada la temporada de lluvias y  establecer estrategias necesarias para evitar desgracias en la capital.

 

En tanto, el director de la Unidad Operativa de Protección civil Municipal, Gustavo Ariza Salvatori, informó que en el último mes fueron detenidas y puestas a disposición del juzgado calificador por ser sorprendidos arrojando escombros.

 

De acuerdo con el funcionario el Puente Negro, El santuario, El Conde y Joaquín Colombres, son los puntos que se estarán atendiendo para evitar el desbordamiento de los tres ríos que atraviesan la capital.

 

Dentro del informe, se dio a conocer que las 43 alarmas hidrológicas instaladas en ríos y barrancas están operando adecuadamente para avisar cuando la creciente llega a su máximo nivel.