En la Maestría en Educación Matemática se buscan estrategias para que los estudiantes de secundaria y bachillerato comprendan conceptos, como los números negativos, las fracciones y las ecuaciones cuadráticas
De acuerdo con los resultados del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea) del año 2015, al término de la educación secundaria dos de cada tres estudiantes no han logrado adquirir los aprendizajes claves en Matemáticas y apenas uno de cada 10 tiene un logro satisfactorio y sobresaliente en esta área. Ante ello, dentro de la Maestría en Educación Matemática de la BUAP se realizó una serie de proyectos enfocados a facilitar el aprendizaje de temas seleccionados en esta disciplina.
Lidia Aurora Hernández Rebollar, profesora investigadora de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM), dio a conocer que dichos trabajos se basan en determinados conceptos que son de difícil comprensión o que generan confusión en los estudiantes de secundaria, como los números negativos, las fracciones y las ecuaciones cuadráticas, en el caso de los alumnos de bachillerato.
Las propuestas de aprendizaje fueron elaboradas en las tesis de maestría de Luis Fernando Herrera Juárez, sobre los números negativos; Felipe Olvera Cruz, el tema de la función cuadrática; y María Eugenia Martínez Merino, quien se enfocó en los números fraccionarios y cuya tesis fue reconocida con la distinción Cum Laude.
Indicó que los tres estudiantes del posgrado son profesores de Matemáticas en el nivel básico y medio superior, por lo que se basaron en diferentes actividades en las que explicaron los conceptos matemáticos, mediante ejemplos o situaciones aplicadas en contextos reales.
Los resultados de estas propuestas de aprendizaje demostraron que los alumnos mejoraron en la resolución de problemas relacionados con esos conceptos. Además, mostraron un mayor interés en las actividades, participación en clase y retroalimentación entre ellos.
“Se observó que los estudiantes comenzaron a utilizar un lenguaje matemático más apropiado, es decir, ya no se hablaba solamente de números y letras informales, sino de funciones, binomios o ecuaciones específicas”, comentó.