Uno de estos prototipos es la plataforma para atender a personas con capacidades diferentes; hoy busca su comercialización por medio de la convocatoria FINNOVA. Secretaría de Economía-Conacyt
Un robot manipulador, capaz de comprender, aprender y reproducir movimientos tal y como lo hace un niño cuando imita una rutina, pero con mayor precisión y rapidez, es hoy una realidad gracias a científicos del Laboratorio de Robótica de la Facultad de Ciencias de la Electrónica (FCE) de la BUAP, quienes desde 1998 han desarrollado prototipos robóticos manipuladores de transmisión, con tales características.
Se trata del primero en el área de robótica que se desarrolla y produce en México, con gran potencial de comercialización, que ubica a la BUAP como una institución pionera en materia de brazos-robots manipuladores, diseñados con teoría y tecnología nacional.

La programación activa es una de las prestaciones más importante de las plataformas propuestas por los investigadores de la BUAP, quienes dotaron a esta infraestructura de dos maneras de funcionar: el robot puede programarse activamente en modo de autoaprendizaje (por medio de la mano se realiza un guiado pasivo del robot, así como cuando se le enseña a un niño a realizar determinados movimientos); y en modo automático el robot reproduce fielmente toda la secuencia enseñada, con la misma presión y trayectoria.

Esto abre un gran espectro de aplicaciones, ya que aun sin conocimientos básicos en robótica, cualquier persona puede programar el robot en forma simple y natural, lo cual es una novedad de este prototipo, hoy en vías de obtener su patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Fernando Reyes Cortés, académico de la FCE-BUAP y miembro del equipo de desarrolladores, destacó que la Máxima Casa de Estudios en Puebla se ubica como una institución pionera en brazos-robots manipuladores, desarrollados y producidos a partir de teoría y tecnología nacional, debido a las múltiples bondades que este tipo de prototipos robóticos tiene, así como a su innovación tecnológica, que los distingue de robots industriales.