Dulce Gómez

Los trabajadores de limpia adheridos al sindicato de limpia “Ignacio Zaragoza” recibieron un incremento salarial del 4.5 por ciento, anunció el alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, quien dejó en claro que el servicio de barrido y recolección no se suspendió en ningún momento, a pesar de la inconformidad de un grupo de “naranjitas” en contra del líder de este gremio, Salvador Pérez Xilotl.

Ayer, en entrevista, el presidente municipal negó que a los integrantes de este sindicato se les haya otorgado un “bono extra”, sin embargo a través de un comunicado de prensa los empleados destacaron el pago de 800 pesos para cada uno, por concepto del Día del Trabajador de Limpia.

Luis Banck dejó en claro que en ningún momento se dejó de prestar el servicio, a pesar de la molestia de cuando menos 80 “naranjitas” hacía Pérez Xilotl, a quien acusaron de presuntos malos manejos.

El edil, declaró que el acuerdo de incremento salarial se logró el pasado martes, luego de que en días pasados los trabajadores del sindicato “Benito Juárez” recibieron también un incremento de 4.5 por ciento.

Al cuestionarle si el descontento que existe entre algunos empleados hacia Pérez Xilotl, pone en riesgo la estabilidad del Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL), el munícipe descarto dicha posibilidad.

“Llegamos a un acuerdo del 4.5 igual que con el Benito Juárez, ya fue comunicado por su líder a la base el día de ayer”, externó al tiempo de compartir que fue el pasado martes cuando se logró dicho acuerdo.

Al final, se dijo respetuoso de la vida interna del sindicato “Ignacio Zaragoza”, y reiteró que el servicio está en marcha en favor de la población, además de que la Comuna estará atenta a que no se interrumpa este servicio.

“El servicio no se detuvo en ningún momento, no se interrumpió, veo un tema sindical y estamos pendientes con todo respeto a la vida interna del sindicato”, concluyó.