Despertó la fuerza aérea Azteca, encabezada por Sebastián Olvera y con seis de sus anotaciones los Aztecas de la UDLAP vencieron 48-13 a los Borregos México, y así la maquinaria Verde ser el mandamás absoluto por otra semana de la Conferencia Premier de la CONADEIP.
El cero del marcador se rompió porque la Tribu hizo válido su intento de gol de campo de Arturo Galván. Acto seguido la fuerza aérea Azteca apareció en el campo, acumulando algunas yardas y logrando su primera anotación, por conducto de Sebastián Olvera, quien al recibir un pase de Diego Ruiz emprendió la huida hacia touchdown para el 10-0.
Su segunda aparición fue en los últimos segundos del primer cuarto, cuando nuevamente el jefe Diego encontró a Jorge Bravo por la banda derecha, para conseguir otra escapada hasta las diagonales (17-0).
Casi iniciando el segundo tiempo llegó la respuesta de los Borregos, con un gol de campo de Alfredo Gachuz (17-3), representando un signo de vida en el partido.
Sin embargo, fue anulado minutos posteriores con una intercepción de Juan Manuel Márquez, que derivó en un lanzamiento de Diego a su hermano Rodrigo Ruiz (24-3). Pese a ello, los mexiquenses volvieron a reaccionar antes de ir al descanso de medio tiempo, con una jugada aérea para Omar Rodríguez (24-10).
Tras la pausa del intermedio, las jugadas por aire de touchdown de los Aztecas también regresaron, Robín González recibió un pase en tierra prometida (31-10); Sebastián Olvera volvió a conectarse con Diego, 6 minutos después (38-10), luego de la segunda intercepción de Juan Manuel Márquez; acción fortuita que repitió Sebastián en el siguiente avance ofensivo (45-10) y que fue bien completada por Arturo Galván con otro gol de campo (48-10).
Pero no solo la fuerza aérea Azteca figuró en el duelo, también lo hizo el perímetro Verde con varias intercepciones, impidiendo que los azules avanzaran en el emparrillado, salvo un gol de campo de Gachuz, que movió su pizarra a sus números finales de 48-13.
El entrenador en jefe de la Tribu Verde, Eric Fisher aplaudió el accionar de su equipo, sobre todo para noquear al rival y no dejarlo crecer como lo hicieron en juegos anteriores.
“En el tercer cuarto terminamos el partido y eso era el reto; jugamos más enfocados, pero todavía dejamos puntos en el campo y eso es algo que estamos mejorando semana a semana”, comentó.