• Los acusaron de amenazar con violar a las mujeres y de haber golpeado y amagado con las armas largas a menores de edad, ancianos y a un discapacitado.
• Las denuncias fueron hechas ante el Agente del Ministerio Público de la Federación, Titular de la Unidad de Atención y Determinación Inmediata, en Tehuacán, Puebla.
• Aseguran que fueron ellos los que mataron directamente y no en un enfrentamiento a Rosendo Juárez, y después crearon una escena para justificar el crimen.

Odilón Larios Nava.- La familia de Rosendo Juárez Rodríguez, el hombre que fue privado de la vida en Tecamachalco el pasado 28 de septiembre, formalizó su denuncia contra elementos de la Marina Armada de México. Los acusan de haber ejecutado a este hombre y después haber creado una escena para fingir un supuesto enfrentamiento. Los marinos también fueron señalados de abuso de autoridad, allanamiento de morada y amenazas, en contra de dos familias.
En las denuncias y en entrevistas con este diario, los familiares de Rosendo señalaron que fue ejecutado sin previo juicio. Después de ello, aseguran, los marinos fingieron un enfrentamiento para justificar dicha ejecución.
Por otra parte acusaron también a los elementos de dicha corporación de haber cometido robo en dos domicilios, en los cuales también los señalan de cometer abusos de autoridad en contra de los moradores, entre ellos menores de edad, ancianos y discapacitados, los que no se salvaron de ser encañonados con rifles de asalto y de haber sido golpeados, según consta en las denuncias hechas ante el Agente del Ministerio Público de la Federación, Titular de la Unidad de Atención y Determinación Inmediata, en Tehuacán, Puebla.
Este diario recibió las denuncias aquí mencionadas por parte de los agraviados y sus representantes. Algunos de los directamente afectados concedieron entrevistas de las cuales hay constancia de audio y video, en donde expresaron su temor de que los marinos puedan causarles otro mal, incluso temen alguna fabricación de delitos.
En la carpeta de investigación FED/PUE/TEH/0003437/2017, iniciada el 5 de octubre, consta la declaración de la esposa de Rosendo Juárez Rodríguez, de nombre Rita R. G., quien hizo llegar la misma por escrito a la autoridad federal en donde exige que se investigue el actuar de los marinos y que quede constancia que teme por su vida y la de los miembros de su familia.
Ese escrito en poder de este diario, el cual cuenta con el sello de recibido del Ministerio Público Federal, hace constar que la madrugada del 28 de septiembre, alrededor de las 04:00 horas, entre 20 y 30 hombres vestidos con pantalones grises y caminas negras, con chalecos antibalas con el logotipo de la MARINA, ingresaron a su casa en la población de Lomas de Romero, en el municipio de Tecamachalco. Los marinos forzando las puertas y amagaron con sus armas a ella y a sus hijos de nombres Abril Dayanara y Bryan (menores de edad), así como a su tío Alfonso R. R., quien es discapacitado, pues no escucha.
“Comenzaron a gritarnos que nos tiráramos al piso o íbamos a valer verga, nos apuntaban con sus armas, entraron a mi recámara y se llevaron a mi esposo Rosendo Juárez Rodríguez, y lo sacaron de la casa aún con ropa interior, a la suscrita me sacaron arrastrando al patio de la casa, a mi menor hija de nombre Abril Dayanara le decían cállate y si gritas hija de tu puta madre te vamos a violar enfrente de tu papá, a mi hijo de nombre Bryan también le gritaban dichos marinos, diciéndole cállate pinche chamaco tampoco vas a salir. A mi tío Alfonso le quitaron el dinero de sus ahorros, lo amenazaron de muerte también…”, aseguran que en ningún momento les enseñaron alguna orden de cateo, según se lee en la denuncia.
Más adelante en la declaración, se encuentra asentado lo siguiente: “Momento en el que se llevan a mi esposo Rosendo Juárez Rodríguez, y lo llevan a unos terrenos de labor que están detrás de la casa y escucho cuatro disparos de arma de fuego, pasados escasos cinco minutos entran nuevamente a mi casa los marinos y se llevan ropa de mi esposo, también entraron y se llevaron un vehículo Ford, Fusion, color crema claro, y lo manejaron hasta el lugar donde se habían llevado a mi esposo. Del interior de la casa se llevaron pantallas de plasma, computadoras, teléfonos celulares, relojes y nuestros documentos personales…”.
Según la declaración de Rita, fue hasta las diez de la mañana cuando se enteró que su esposo había sido asesinado. Un vecino le dijo que los marinos habían matado a Rosendo en el paraje La Palmera y que ahí había gente de la Fiscalía General del Estado (FGE) haciendo las diligencias del levantamiento del cadáver. Agregó que al ir a la Fiscalía le informaron que su esposo había muerto en un supuesto enfrentamiento con los marinos y que ello había dado inicio a la carpeta de investigación 15676/2017 de la Zona Centro.
En los párrafos finales de su declaración se puede leer lo siguiente: “Manifiesto a esta representación social, que la versión de hechos de los elementos de la Marina en el sentido de que mi esposo fue abatido en un enfrentamiento, es totalmente falso, ya que la verdad de cómo sucedieron los hechos, fue como ahora lo estoy manifestando mediante el presente escrito, ya que la realidad de los hechos es que mi esposo fue sacado de mi domicilio por los elementos de la Marina, lo vistieron y lo asesinaron a balazos, posteriormente lo llevaron al paraje La Palmera donde también llevaron su vehículo Ford Fusion, crema claro, y lo pusieron con otra persona que también ejecutaron dichos marinos, dicha persona que ya lo traían los marinos de otro lugar, y realizaron dicho teatro para justificar un supuesto enfrentamiento, cuando la realidad es otra y toda mi familia es testigo de estos hechos”.
La mujer dejó en claro que responsabiliza de todo lo malo que pueda ocurrir a ella o a su familia a los elementos de la Marina.
Según esta denuncia lo anterior ocurrió en el domicilio de Rosendo y Rita, pero los marinos también ingresaron violentamente a la casa de Ernesto Juárez González y María Dolores López Machorro, padre y madrastra, de Rosendo, respectivamente, quienes también interpusieron la denuncia correspondiente.
Esta pareja y sus hijos Emmanuel de 18 años, Evelyn de 15 años y Erikc de 13 años, además de denunciar ante la PGR, concedieron entrevistas a este diario y denunciaron el pasado 12 de octubre ante la misma autoridad federal, los hechos que ocurrieron en un domicilio situado a unos metros del de Rosendo.
En la entrevista, como en sus declaraciones, Ernesto quien es un hombre de más de 70 años de edad, aseguró que fue golpeado y encañonado por los marinos, a la vez de que fue testigo de las agresiones que hicieron a su esposa e hijos, sin que pudiera hacer nada para defenderlas.
Por otra parte su esposa, María Dolores mencionó que ella y su hija fueron amenazadas por los marinos, les decían que las iban a violar, además de que las golpearon.
En entrevista con este diario, la mujer señaló que los marinos se robaron pantallas, computadoras, celulares, tabletas, dinero, e incluso ropa, todo lo cual lo subieron a una camioneta. “Se iban a robar una camioneta, pero mi hijo – Emmanuel – les dijo que no la habíamos terminado de pagar y entonces dejaron las llaves”.
También acusaron en sus declaraciones que Rosendo no fue abatido en el supuesto enfrentamiento sino que lo mataron de forma directa los marinos.

EL CHAPARRO ES DESCONOCIDO EN LOMAS DE ROMERO, TECAMACHALCO

Familiares y vecinos de Lomas de Romero, Tecamachalco, entrevistados por este diario, indicaron que nadie conoce a Pablo Arcenio Cruz Martínez alías “El Chaparro”, supuesto líder de “La 35 Z” el cual según las autoridades poblanas y veracruzanas operaba en Puebla y Veracruz.
Los entrevistados coincidieron en que nadie en la comunidad conoce al tal Chaparro, presunto zeta, según dieron a conocer las autoridades. Aseguraron que nunca lo habían visto y que sólo saben de él por la publicación de las fotografías que difundieron los medios de comunicación. Además presumen que a él lo llevaban muerto los marinos y ahí sólo lo sembraron junto con toda la escena.
Los denunciantes esperan que en verdad se investiguen estos hechos y que se castigue a los responsables, también esperan que en su momento haya el respaldo de las autoridades federales para garantizarles su seguridad. Aseguran que de momento el pueblo, donde la familia es muy conocida, pues se dedica a la fabricación de quesos y los colocan entre comerciantes de los mercados de toda la región, es quien está al pendiente de que nos les pase nada.
Los familiares aseguraron que Rosendo no era delincuente y que no cuenta con ningún tipo de antecedente penal. Agregaron que el dinero que hizo fue fruto del negocio de quesos, de vender vehículos usados, así como de la crianza de puercos y becerros, además de que para poder echar a andar su negocio debió migrar con su esposa durante unos años a Estados Unidos donde era bracero.

LA VERSIÓN DE LA FGE

Cabe señalar que el 28 de septiembre la Fiscalía indicó que la Marina había abatido en un enfrentamiento a Pablo Arcenio Cruz Martínez alías “El Chaparro”, líder de los zetas, el cual operaba en Veracruz y Puebla, así como a Rosendo Juárez Rodríguez, de quien dijo era apodado “El Compadre” y lo identificaron como el custodio de El Chaparro.
Sin embargo la familia de Rosendo niega que hubiera alguna relación entre los dos hombres, y más aún que haya existido tal enfrentamiento. Aseguraron que a Rosendo nunca lo apodaron el Compadre, sólo lo conocían como “El Coco” porque se rapaba y como “El Chorris”, así le decía la familia y la gente de la comunidad.