Por Jesús Lemus/Puebla

 A menos de dos semanas de culminar la LIX Legislatura del Congreso del Estado de Puebla, el diputado sin partido, Julián Peña Hidalgo, señaló que el 70 por ciento de sus iniciativas se quedaron en la congeladora de diversas comisiones, pues las mismas no convenían para los que representan el poder.

Argumentó que fueron más de 100 iniciativas las promovidas en los 4 años 8 meses de esta legislatura, que culminarán el próximo 14 de septiembre.

Señaló que los nuevos diputados locales, que en su mayoría son de Morena, tendrán la tarea de cambiar el sistema político que por años existió en el Congreso del Estado, donde solo se aprueban las reformas que son de interés para quienes tienen el poder en Puebla.

Entre las propuestas de reforma que expuso, dijo, se encuentra la eliminación del fueron para servidores públicos de primer nivel y representantes populares en el estado, toda vez que ese membrete siempre es usado para evadir la justicia cuando se comete un delito.

Agregó que otra propuesta que jamás prosperó, fue la solicitud de comparecencia del titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Adolfo López Badillo, ante denuncias de ciudadanos que sufrían violaciones a su integridad.

Otra que destacó, fue que la Auditoría Superior del Estado (ASE), mejorara su trabajo en la revisión de las cuentas públicas, para evitar que los dictámenes se utilicen como garrote político en Puebla.