• El gobernador de Puebla se reunió con panistas de San Luis Potosí, con quienes refrendó su compromiso para encabezar un proyecto ganador
• Pidió trabajar intensamente para refrendar la confianza de la sociedad y no caer en excesos de confianza

San Luis Potosí, SLP.- Quienes aspiren a la candidatura presidencial por el PAN deben asumir el compromiso de proyectos a largo plazo, con acuerdos y cumplimiento de la palabra, afirmó el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle al destacar que la definición interna del aspirante presidencial panista no debe dividir a Acción Nacional.

Primero ante empresarios potosinos y, posteriormente, ante cientos de militantes panistas de este estado, el mandatario poblano destacó que aquellos que participen en la contienda por la candidatura presidencial y no logren ser abanderados, deben respetar la decisión e incorporarse a un proyecto ganador, el que representa el PAN.

Desde luego, agregó a militantes de su partido, es momento de “no confiarse, de no echar las campanas a vuelo”, por el contrario, pidió a los gobiernos de Acción Nacional en todo el país que redoblen esfuerzos para presentar resultados positivos a la ciudadanía.

Y es que, señaló, las condiciones del PAN para cualquier contienda electoral han cambiado. Cuando se fundó, hace 77 años, ser candidato de este partido implicaba saber que ibas a una candidatura testimonial, que no había posibilidades de triunfo pero que; sin embargo estabas sembrando esa semilla, con la esperanza de que algún día despertara el panismo, de que algún día despertara tu municipio o tu estado. Hoy como generación tenemos la obligación moral de poder estar a la altura de esos hombres y mujeres que fundaron nuestro partido”.

Dijo que él buscará en su momento poder participar en la contienda con un proyecto claro: construir un país mejor. Por ello, pidió a los panistas de todo el país conocer a quienes aspiran a la candidatura, “que sepan dónde estudiamos, que sepan cuál es la experiencia que tenemos, qué cargos hemos ocupado, cuántas elecciones hemos ganado. Yo afortunadamente he jugado siempre en la calle, me he ganado mis espacios con votos y nunca he perdido una elección y no quiero empezar ahora”, destacó.

En el proceso electoral que se avecina, agregó, cada ciudadano tiene una responsabilidad que cumplir porque “en una democracia el pueblo tiene el gobierno que se merece, nosotros elegimos y decidimos, de tal suerte que si nos quedamos a un lado y dejamos que llegue el populismo será nuestra responsabilidad y vamos a pagar el precio como país”.

En materia económica y de desarrollo, el gobernador de Puebla destacó que los proyectos de crecimiento en México deben contemplar las áreas de oportunidad, ya que cada estado o región tiene distinto potencial. De ahí que, aplicar políticas públicas parejas en todo el país, es un error. Propuso revisar proyecto por proyecto, en el entendido que la nación necesita generar empleos.

Del mismo modo dijo, hay que entender la diferencia entre inversión y gasto, y “para mí la diferencia es que con la inversión tienes que tener resultados, con el gasto simplemente destinas recursos”. Además, afirmó que se debe premiar la eficiencia en la administración pública de los municipios y no privilegiar la ineficiencia.

Uno de los problemas más importantes del país, dijo es la seguridad, que se ha vuelto factor de competitividad, “yo cada vez que me siento con empresarios, sobre todo cuando vienen de otros países lo primero que me preguntan es ¿cómo está tu seguridad? Si no tenemos seguridad no vamos a poder atraer turistas, nadie va a ir de vacaciones a donde corra riesgo su vida.

Reconoció que este tema es un reto mayúsculo. Explicó que su experiencia como gobernante de Puebla lo llevó a atacar el problema sobre dos vertientes: la prevención de delito mediante el fortalecimiento del tejido social y el control de la delincuencia, mejorando el desempeño de las policías para hacerlas confiables.