• El uniformado estaba resguardando un OXXO de la colonia San Manuel cuando fue sorprendido por dos delincuentes.
• Es el cuarto caso de robo de armas a policías municipales en el Sector 2 en menos de un año.

Odilón Larios Nava.- Un policía municipal que se encontraba resguardando un OXXO en la colonia San Manuel, fue sorprendido por un par de delincuentes armados, quienes lo golpearon y robaron su arma de cargo. Al respecto Manuel Alonso García, titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) indicó que la Fiscalía y Contraloría ya investigan el caso.
Es importante destacar que el uniformado se encontraba prestando el servicio de resguardo a OXXO, operativo que tiene como objetivo combatir los robos a esa cadena comercial.
La agresión al uniformado ocurrió cerca de las 21:30 horas del pasado martes, cuando un policía municipal se encontraba en el OXXO de la calle Río Sabinas en San Manuel, formaba parte de un operativo que busca inhibir el asalto a ese tipo de establecimientos.
Reportes policiales indicaron que dos sujetos, presuntamente armados, llegaron al lugar y sometieron al uniformado al cual lo golpearon en la cabeza, y lo despojaron del arma de cargo y escaparon.
Sobre este tema Manuel Alonso García, titular de la SSPTM, confirmó la pérdida de un arma de fuego por parte de uno de sus elementos, quien se vio sorprendido por delincuentes: “Tenemos un dispositivo en coordinación con tiendas OXXO; son las tiendas con mayor incidencia de eventos delictivos. Hubo un dispositivo ahí – en el OXXO de San Manuel –, había un elemento haciendo recorrido, presencia. Cuando se dio un altercado. En ese evento, el elemento pierde su arma. El tema está en investigación para ver si realmente estas personas se llevaron su arma o fue otro el caso”.
Este es el cuarto robo de armas que sufre la policía municipal en el Sector 2 – no las oficinas, sino la demarcación que comprende dicho sector en la ciudad – en menos de un año: el primer evento ocurrió en diciembre del 2016, cuando dos policías fueron interceptados en San Francisco Totimehuacán, por un comando armado y los despojaron de sus armas; en esa misma junta auxiliar pero en otra colonia, poco después otros elementos también sufrieron la misma suerte; posteriormente una mujer policía fue agredida en Xilotzingo, y despojada de su arma de cargo, a ella la fueron a dejar abandonada cerca de una barranca; y por último, este caso ocurrido en San Manuel.
En cada caso, los afectados han acudido a denunciar ante la Fiscalía y las autoridades federales, así como ante la Secretaría de la Defensa Nacional, pues es esta la que regula el armamento de los cuerpos policiales.