Por Patricia Moreno Sánchez

En sindicato Único de Trabajadores de la Música, denunció que al interior del estado, sus agremiados son víctimas de la delincuencia organizada que les cobra “derecho de piso” para la organización de bailes populares al interior del estado.
Jaime Rodríguez Solís, delegado nacional en Puebla agregó que los delincuentes les exigen cuotas de entre 250 a 200 pesos y la cifra sube cuando se presenta un grupo de renombre como la Banda el Recodo, entre otras.
Agregó que las bandas de delincuentes, no se conforman con exigirles dinero, a los organizadores, sino que incluso exigen pago de los grupos musicales contratados.
Agregó que los “Focos Rojos” son Zacatlán, Izucar de Matamoros, Huejotzingo, y a zona del Triángulo Rojo.
Agregó que en la ciudad capital, los agremiados también son víctimas de robos y asaltos, principalmente al salir de los eventos a los cuales son contratados. Además dijo que ahora también les roban sus equipos. Explicó que la modalidad es que supuestamente los contratan para una fiesta y les indican un salón, las agrupaciones llegan al lugar y al momento de estar instalando, “llegan los malosos y se llevan todo el equipo, hasta el mismo camión de transporte”.
Ello dijo les está generando una grave afectación a la economía de los músicos que en este último año se han reducido sus contrataciones.