Por Jesús Lemus/Puebla

Un total de 12 parejas participaron en las bodas gays simbólicas del Congreso del Estado de Puebla, donde exigieron a los diputados dejar su homofobia y trabajar en reformar el Código Civil para permitir el matrimonio igualitario.
Durante su discurso, María José Flores Serrano, señaló que el matrimonio igualitario no es un capricho, sino una necesidad para garantizar aspectos legales, donde se establecen obligaciones para las parejas.
Consideró urgente dejar los grupos de choques y; por el contrario, buscar alianzas con el gobierno para que a corto plazo, Puebla se sume a los estados del país que permiten el matrimonio igualitario.
“El matrimonio no es un capricho, es una necesidad por diversas razones legales, hay que dejar los grupos de choque y mejor buscar alianzas con el gobierno para llegar a buenos acuerdos”, puntualizó.
Por su parte, Eduardo Morales, consideró urgente que los diputados dejen su homofobia para reformar el artículo 294 del Código Civil, para establecer que el matrimonio no solo se puede dar entre un hombre y una mujer, sino entre parejas del mismo género.
Dijo que las bodas heterosexuales, se basan a través de los valores como el amor; dejando en claro que las parejas del mismo género también sienten ese valor; por lo tanto, no debe existir una discriminación para quienes pretenden establecer un contrato conyugal.
Por último, se informó que San Pedro Cholula, es el único municipio donde las parejas del mismo género pueden solicitar casarse, sin la necesidad de entrar a un litigio legal, luego de que en Puebla no está permitido el matrimonio igualitario.