• El cuerpo presentaba dos impactos de bala; el occiso tenía antecedentes penales, en algún tiempo fue guardia privado, y era reconocido como informante de algunos mandos de la Fiscalía.
  • La SSPTM un par de horas después detuvo a 9 personas probablemente involucradas en este asesinato; se presume que el móvil del asesinato fue una riña que inició en un bar de la ciudad de Puebla.

 

Odilón Larios Nava. – De dos balazos fue asesinado el hombre que fue encontrado envuelto en una lona en calles de Bosques de Manzanilla. Las primeras investigaciones indican que fue privado de la vida por una riña en un bar. El cuerpo fue hallado a escasas dos cuadras de donde el jueves pasado fueron hallados los dos cuerpos descuartizados, encobijados y embolsados.

Por medio de las declaraciones de los vecinos y gracias a videos captados por las cámaras de vigilancia, las autoridades tuvieron las características de los vehículos que fueron a tirar el cuerpo.

Gracias a ello y a las labores de seguimiento, alrededor de las 11:40 horas, la Policía Municipal detuvo a nueve personas implicadas en el homicidio en inmediaciones del infonavit La Margarita. El autor material sigue prófugo, sólo cayeron sus cómplices.

Por medio de la información obtenida de los detenidos, se descartó que el móvil sea un ajuste de cuentas, o que esté relacionado con temas de la delincuencia organizada. Las fuentes consultadas indicaron que el ahora occiso, que fue identificado gracias a credenciales que portaba con él, como Francisco Rivera Núñez, habría tenido un problema con otro hombre dentro de un bar y éste lo mató momentos después de dos balazos. Hasta el cierre de esta edición no se había precisado el nombre del bar ni su ubicación.

Después de que el hombre fue asesinado, el homicida y sus amigos y cómplices fueron a deshacerse del cadáver, el cual envolvieron en un plástico color anaranjado, y después en una lona con franjas naranjas y amarillas. Lo treparon a una camioneta tipo pick up, color blanco, y lo fueron a abandonar a la calle Laureles casi esquina con Jacarandas, en Bosques de Manzanilla.

Algunos vecinos indicaron que el cuerpo fue abandonado en el lugar entre las 04:00 y las 04:15 horas. Muchos de ellos escucharon la camioneta y la pudieron ver, la cual era escoltada por un segundo vehículo, después escaparon a toda velocidad.

Por medio de las entrevistas con los vecinos, y por las imágenes captadas por las cámaras de seguridad, la policía pudo obtener las características concretas de los vehículos involucrados, las cuales boletinaron a todas las corporaciones policiales para proceder a su detención en caso de observarlas.

Es así como alrededor de las 11:40 horas, en La Margarita, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) lograron identificar los vehículos involucrados y procedieron a detenerlos.

Se trata de una camioneta Ford, Lobo, blanca, una camioneta color rojo y un Attitude gris. A bordo de esos vehículos iban nueve personas, dos de ellas menores de edad, las cuales fueron detenidas. Se trata de seis hombres y tres mujeres.

Algunos de ellos habrían aceptado tener conocimiento del homicidio y haber participado en el traslado y abandono del cadáver, pero negaron ser los autores materiales del crimen. Sin embargo, al ser cómplices también son responsables del homicidio en cierto grado, por lo que fueron remitidos ante el Ministerio Público del Fuero Común.

De acuerdo con las versiones policiales consultadas, el occiso discutió con uno de los amigos de los ahora detenidos dentro de un bar. A raíz de ese problema, Francisco Rivera recibió dos balazos momentos después.

Cabe señalar que el autor material del asesinato no iba en los vehículos asegurados, por lo que sigue prófugo, pero ya es buscado por las autoridades ministeriales para fincarles responsabilidades.

Fuentes policiales indicaron que Francisco Rivera Núñez, en el pasado se desempeñó como guardia de seguridad privada. Además de que contaba con antecedentes penales por homicidio, razón por la que estuvo recluido en el penal de San Miguel del 2006 al 2016.

Dichas fuentes indicaron que Rivera Núñez era muy cercano a un mando medio de la Fiscalía General del Estado (FGE) para quien trabajaba como madrina, es decir era uno de los soplones que le proveía de información sobre ciertos delincuentes. Por esto último, no fue desechada por completo la hipótesis de un ajuste de cuentas, aunque las versiones de los detenidos indican que se trató de un homicidio por riña.

 

CUATRO DE ELLOS FUERON REMITIDOS POR EL HOMICIDIO

 

De manera oficial la SSPTM informó que: “La Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) de Puebla, en coordinación con la Fiscalía General del Estado (FGE), logró la detención de Guadalupe “N.”, de 32 años de edad; Ivon Adeline “N.”, de 25 años de edad; Adal Osvaldo “N.” y Francisco de Jesús “N.”, ambos de 18 años de edad, por homicidio, posesión de arma de fuego sin la licencia correspondiente y cohecho”.

Policías Municipales adscritos al Sector Dos llevaban a cabo un recorrido de vigilancia en el cruce de las calles 44 Sur y 61 Oriente, en la Unidad Habitacional La Margarita, cuando se percataron sobre la presencia de cuatro personas con actitud inusual al interior de una camioneta Ford, F-150, color blanco con dorado, con placas de circulación del Estado de Veracruz, motivo por el cual, los efectivos les indicaron que detuvieran su trayecto.

Durante la entrevista, les fue asegurada un arma de fuego tipo escopeta. Los probables responsables intentaron obtener su libertad ofreciendo dinero en efectivo, sin embargo, no lograron el objetivo y se procedió a su detención por posesión ilegal del arma y cohecho.

De acuerdo con los primeros reportes a cargo de la Unidad de Análisis e Inteligencia Policial de la SSPTM, se determinó que los ahora detenidos estarían vinculados en el homicidio de un hombre cuyo cuerpo fue encontrado en la intersección de las calles Jacarandas y Laureles, en la colonia Bosques de Manzanilla. Se presume, que este delito ocurrió en un centro nocturno ubicado al nororiente de la capital, derivado de una riña.

Además, se presume que Francisco de Jesús “N.” es familiar de Omar “N.”  y/o José Arturo “N.”, alias “El Talli” y miembro de la banda “La Mafia”, mismo que fue detenido recientemente por la Policía Municipal de Puebla ante su probable responsabilidad en la comisión de posesión ilegal de arma de fuego y cohecho.

 

LOS OTROS CINCO DETENIDOS FUERON REMITIDOS POR DELITOS CONTRA LA SALUD

 

La Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) de Puebla, en coordinación con la Fiscalía General del Estado (FGE), reportó la detención en la Unidad Habitacional La Margarita de tres hombres y dos mujeres por delitos contra la salud.

Los detenidos son: Gloria “N.”, de 44 años de edad; José “N.”, de 28 años de edad; Armando Román “N.”, alias “El Loco”, de 25 años de edad; Rosa Isela “N.”, de 19 años de edad y un joven menor de 17 años de edad.

A través de un reporte ciudadano al Centro de Emergencias y Respuesta Inmediata (CERI), se tomó conocimiento sobre la presencia de un grupo de personas alterando el orden público a bordo de una camioneta Jeep, Renegade, color guinda, con placas de circulación del Estado de Puebla y de un vehículo Dodge, Attitude, color gris, con metálicas de circulación de la misma entidad, en el cruce de las Avenidas Fidel Velázquez y Blas Chumacero.

Por lo anterior, Policías Municipales del Sector Dos se aproximaron al punto. A su arribo, corroboraron la veracidad del reporte, motivo por el que se entrevistaron con los tripulantes de ambas unidades. Durante el protocolo de actuación policial, les fueron halladas 19 dosis de posible cocaína y una báscula electrónica.

De acuerdo con los primeros reportes a cargo de la Unidad de Análisis e Inteligencia Policial de la SSPTM, se determinó que estas personas también realizan actividades fuera del marco legal, como narcomenudeo y asociación delictuosa. En tanto, Armando Román “N.”, alias “El Loco”, conformaría un parentesco con Omar “N.”  y/o José Arturo “N.”, alias “El Talli” e integrante de la célula delictiva autodenominada “La Mafia”, quien fuera detenido por la Policía Municipal de Puebla en días recientes por posesión ilegal de arma de fuego y cohecho.