Odilón Larios Nava.- Un macabro hallazgo efectuaron los vecinos de la Unidad Habitacional San Ángel, quienes presenciaron el cadáver de un hombre que había sido ultimado con arma blanca. Presentaba al menos cinco puñaladas en el pecho, una herida en la espalda y estaba tenía el cuello cortado de lado a lado.
Por los primeros peritajes y versiones recabadas en el lugar de los hechos, se presume que el hoy finado fue sembrado frente al número 63 de la Privada Abasolo, en la unidad señalada y que presentaba al menos cinco puñaladas en el pecho, una lesión de unos 20 centímetros en la espalda y además estaba degollado.
Fueron los vecinos los que al percatarse por la mañana de la presencia del occiso, llamaron al 066 y dieron aviso de la presencia del cadáver al lado de la barranca que cruza la mencionada colonia.
Se trató de un masculino de aproximadamente 40 años de edad, quien vestía pantalón de mezclilla color azul, calzado color café tipo bota de vestir, así como una camisa verde tipo polo, una sudadera color café y en la mano izquierda aún tenía colocado su reloj.
El hoy finado fue encontrado boca arriba e incluso con algunas de sus vísceras de fuera, sobre pasto, sin embargo no se observaron señales de riña ni algún lago hemático, por lo que se presume que allí no lo mataron y que solo lo sembraron.
Cabe señalar que esa calle se vuelve una vereda y es de difícil acceso, además que los vecinos refirieron no haber escuchado ruidos durante la madrugada, por lo que las versiones se inclinan a la versión dada en un principio.
Los policías del Sector 1 de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) acudieron al lugar y acordonaron el área para conservar los indicios que pudiera haber.
Poco después arribaron los elementos de la Agencia del Ministerio Público Especializado en Homicidios de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ), quienes se encargaron de llevar a cabo las diligencias del levantamiento del cadáver y con el apoyo del médico forense se efectuó la recolección de indicios.
No se descarta que el hombre sea comerciante, ya que entre sus pertenencias se encontraron algunas notas de compra de ropa del tianguis de San Martín Texmelucan. Se desconoce el móvil de homicidio y la identidad de los responsables.
Se espera que en las próximas horas el hombre pueda ser identificado y de esta manera tener una línea de investigación clara que permita a los investigadores capturar a los asesinos.