• Fue a la altura de los estadios en donde se encontró este varón que fue asesinado con disparos en la cabeza.
• El hombre tenía pintado con plumón en el pecho un mensaje que hace alusión a acabar con los policías.

Odilón Larios Nava.- El cadáver de un hombre que se halla en calidad de desconocido, fue localizado en el camellón central de la autopista Puebla-Veracruz, a la altura del kilómetro 127+500, esto es frente al estadio Cuauhtémoc, justo en una pequeña zanja que se encuentra bajo el puente peatonal que cruza del estadio al parque industrial La Resurrección. El cuerpo tenía escrito en el pecho un narcomensaje, que según fuentes policiales hace alusión a “acabar con los policías”, aparentemente ningún grupo delictivo se adjudicó la ejecución.
Según reportes extraoficiales el hombre que se encuentra en calidad de desconocido, fue encontrado de la siguiente manera: boca arriba, con el rostro completamente ensangrentado, estaba descalzo y tenía el torso desnudo, en las muñecas de las manos tenía aun sujetas las mangas de una sudadera color azul. Portaba un pantalón de vestir color café, el cual tenía por debajo de la cintura y una cinta blanca sujetaba ambas piernas a la altura de las rodillas.
En el cuerpo se apreciaba un color de tez moreno claro, de complexión media, estatura media. Los rasgos faciales no se le observaban claramente debido a que el rostro estaba completamente ensangrentado.
Según versiones extraoficiales el lunes las autoridades recibieron un reporte que mencionaba que se encontraba un hombre sin vida en esa zona, pero al parecer al llegar las autoridades no encontraron nada.
Fue hasta este martes alrededor de las 12:50 horas, que los paramédicos de Caminos y Puentes Federales (Capufe) al acudir por una llamada de auxilio, hicieron un recorrido por el camellón central y localizaron el cadáver en las condiciones antes señaladas.
Tras la confirmación del hallazgo del cuerpo, arribaron elementos de la policía municipal, estatal y de la Fiscalía General del Estado. Cuando los ministeriales de la Décima Comandancia hicieron la inspección del cuerpo notaron que tenía una inscripción al parecer hecha con plumón negro en el pecho.
El mensaje textual que tenía el cadáver no fue revelado, pero fuentes policiales lo parafrasearon de la siguiente manera: “Vamos a acabar con los policías”. Las fuentes consultadas no entendieron el porqué de este mensaje pues el hombre no tenía entre sus pertenencias nada que indicara que se tratara de algún elemento de una corporación policial, más bien, dijeron, “tiene señas de huachicolero”.
Trascendió que el hombre habría sido asesinado con impactos de arma de fuego en la cabeza y que fue privado en otro lugar, el sitio de la intervención sólo es la ubicación en donde el cadáver fue abandonado, o como se dice en el argot de la nota roja “sembrado”.
Por medio de la necropsia se tendrá la causa de muerte y se espera que aporte más información que ayude a los investigadores a esclarecer el crimen. También se espera que una vez que sea plenamente identificado los familiares y amigos aporten información valiosa para la investigación.