• Arturo Villegas, el amigo de Paulina, tiene dos opciones formal libertad o enfrentar el proceso en libertad mediante el pago de fianza.

Odilón Larios Nava.- Este martes antes de la media noche venció el plazo constitucional que el Juez Tercero de lo Penal tenía para dictar auto de formal prisión o formal libertad, en el caso de José María Sosa Álvarez, “Chema”, por falsedad de declaraciones. Hasta el cierre de esta edición se desconocía la determinación de la Jueza, pero fuentes consultadas señalaron que basados en el hecho que previamente le fue negada la libertad bajo caución podría esperarse un auto de formal prisión, es decir que lo más probable es que enfrente el proceso en su contra tras las rejas.
Por su parte Arturo Villegas Valencia, el segundo detenido, obtuvo el beneficio de libertad bajo caución por parte del Juzgado Quinto Penal. Para él el plazo constitucional para que se determine su situación jurídica vence este miércoles por la noche. En este caso, aún en el peor escenario, es decir que se le dictara formal, Arturo pagando una fianza fijada en 65 mil pesos, podría enfrentar el proceso en su contra en libertad, o en caso que se le otorgue formal libertad quedaría exonerado de toda responsabilidad.
Cabe recordar que en caso de Chema, el Ministerio Público solicitó al Juez Tercero Penal que se le negara el beneficio de libertad bajo caución, con el señalamiento que se trata de una persona peligrosa y que podría estar vinculado a otros hechos delictivos. Por esto último, algunos abogados consultados, señalaron que lo más probable es que el Juez dicte formal prisión a José María Sosa Álvarez, para que enfrente el proceso en su contra tras las rejas.
Cabe señalar que pese a que el delito que se les imputa a estos dos jóvenes es el de falsedad de declaraciones, lo que en realidad investigan las autoridades es la desaparición de Paulina Camargo Limón y su presunto homicidio, del cual se señala a Sosa Álvarez.

LA VERSIÓN DE LA DEFENSA DE CHEMA

El abogado, Agustín Gracia García, defensor de José María Sosa, señaló que basará la defensa de su defendido, quien también es su alumno de Taekwondo, en el hecho de que sus declaraciones fueron obtenidas bajo presunta tortura. Al respecto de lo anterior afirmó que cuentan con dictámenes periciales del médico legista que recibió a Chema en el centro de reinserción social.
Asegura que procederán legalmente en contra de todos los funcionarios de la procuraduría que están involucrados con la presunta tortura que sufrió Sosa Álvarez, el litigante señaló que comenzando por el titular de esa dependencia, Víctor Antonio Carrancá Bourget.
Aseguró que ya interpusieron cuatro quejas ante la Comisión de Derechos Humanos en Puebla y dijo que también acudirán a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y a la Comisión Interamericana.
Entre los actos de tortura de los que dijo fue víctima su cliente, destacó golpes, que le colocaron una bolsa de plástico en la cabeza y lo sumergían en agua, lo anterior le habría hecho vomitar en cuatro ocasiones.
Afirmó que en las tres declaraciones que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) tomó a Chema, éste no contó con un abogado defensor o persona de su confianza, por lo que insiste en que se violó el debido proceso del inculpado.
Gracia García aceptó que su cliente incurrió en falsedad de declaraciones, ya que inicialmente había manifestado que subió a Paulina en un taxi y esa fue la última vez que la vio. Sin embargo después gracias a algunos videos de cámaras ubicadas en el Circuito Juan Pablo II y 18 Sur, se logró determinar que tanto ella como él abordaron el vehículo de alquiler.
El abogado del joven Sosa Álvarez confirmó que tras abordar el taxi Chema llevó a Paulina a su casa en La Margarita, y que después la subió a un taxi para que se retirada y que esa fue la última vez que la vio. Al ser cuestionado sobre una supuesta pelea entre la pareja en el interior del domicilio, o los temas que trataron en sus pláticas, el jurista consideró que eran temas que debía reservarse como estrategia de la defensa.
Tampoco quiso proporcionar detalles sobre el contenido de la supuesta “confesión forzada” que firmó José María, es decir de los detalles de cómo supuestamente habría matado a su novia Paulina Camargo Limón, ni cómo quedó asentado que se había deshecho del cadáver.
Por otra parte Luis Alberto Sosa Vázquez, padre de Chema aseguró que cree incapaz a su hijo de cometer el asesinato del que se le señala. Lo definió como un chico tranquilo, deportista y estudioso. Aseguró que hasta hace unos días desconocía que su hijo tenía novia y sólo se enteró cuando Chema le llamó para darles la noticia de que iba a ser papá.

RENUNCIA ABOGADA DE FAMILIA CAMARGO

Por su parte Marisol Montes Baro, quien hasta el domingo fue la abogada defensora de la familia Camargo, descalificó las acusaciones del defensor de Chema. Ella asegura que no hubo tortura para obtener la confesión de Sosa Vázquez, sobre la forma en cómo presuntamente mató a Paulina y se deshizo del cuerpo.
Montes Baro aseguró que siempre hubo un representante de Derechos Humanos acompañando a Chema y que por ello no pudo haber tortura.
En una rueda de prensa que ofreció la abogada informó que dejaría de ser la defensora de la familia Camargo, sólo porque la familia no está de acuerdo con que el caso sea conocido abiertamente por los medios y la sociedad, por eso apartarse.