Carencias y oportunidades de la política pública migratoria en el estado, son los principales hallazgos del estudio “Cuarto Reporte en Migración” que realizó el Observatorio Ciudadano sobre Políticas Públicas para Migrantes-Puebla, a través de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la BUAP.
Andrea Gálvez, enlace para México UFCW Canadá, indicó que ante la falta de esas políticas públicas, en la última década se han documentado graves problemas relativos al funcionamiento y estructura del Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales (PTAT) México-Canadá derivadas de deficiencias en los mecanismos de prevención, capacitación y protección. Dichas fallas tienen repercusiones directas sobre el trabajador, su familia y su comunidad, no sólo en términos económicos, sino también en salud física y mental.
Explicó que actualmente hay 17 mil trabajadores mexicanos en Canadá, de los cuales 4 mil de ellos provienen de la región Puebla-Tlaxcala.
De este modo, la Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo, la UFCW Canadá, el Observatorio Ciudadano sobre Políticas Públicas para Migrantes y la Alianza de Trabajadores Agrícolas llevarán a cabo este jueves en la entidad de Tlaxcala el Foro “Análisis, Evaluación y Propuestas de Políticas Públicas en Materia de Trabajo Temporal, México-Canadá”.
El objetivo del foro es potenciar los esfuerzos de Gobierno, Sindicatos, Sociedad Civil y Academia en la promoción de mejores prácticas y atención a las personas que participan en el programa.
Asimismo, se pretende crear un espacio para compartir estrategias regionales que integren a todos los actores para trabajar de manera conjunta y coordinada a favor de las personas que toman parte en el programa y sus familias, para lo cual se establecerán diversas mesas de trabajo: Génesis y evolución del PTAT México-Canadá 40 años de historia, el migrante en su comunidad, el migrante dentro de la comunidad canadiense, el migrante de retorno-costos y beneficios de la migración.
De acuerdo a cifras del INEGI, Puebla ocupa el quinto lugar como expulsor de migrantes en el país, sólo después de Guanajuato, Michoacán, Jalisco y El Estado de México. También tiene ese peldaño como receptor de remesas, ya que únicamente en el 2013, la entidad recibió por este concepto mil 383.8 millones de dólares.
El estado también destaca por la cantidad de migrantes que vuelven cada año con la finalidad de quedarse en sus comunidades de origen. En 2010 de las 103 mil 547 personas con experiencia migratoria en Estados Unidos, un tercio de ellas (35 mil 664) fueron consideradas migratoria de retorno, según datos del Censo Nacional de Población y Vivienda, que llevó a cabo el INEGI en ese año.