• Sería inaceptable que por una falla en las acusaciones, los abogados de los ex mandatarios logren una liberación judicial.

La Procuraduría General de la República (PGR) debe conducir con estricto apego a derecho las denuncias penales en contra de los ex gobernadores del PRI, Javier Duarte de Ochoa, César Duarte Jáquez y Roberto Borge Angulo, pues todo apunta a que las carpetas de investigación en contra de estos ex gobernadores priistas fueron construidas deliberadamente con deficiencias y fallas para conseguir su pronta liberación.
Las autoridades deben garantizar que no habrá impunidad y que estos personajes recibirán la pena correspondiente a los delitos que se les acusa, sostuvo el senador Miguel Barbosa Huerta.
“De ninguna manera estos procesos pueden estar estructurados o contener fallas en su integración que permitan a estos ex gobernadores una liberación judicial”, expuso el senador del bloque PT-Morena.
Recordó que al ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, se le acusa de delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, cuyas penas en conjunto podrían llegar hasta los 55 años de cárcel; a Roberto Borge se le acusa también de realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita, por cual podría alcanzar hasta 15 años de prisión.
En tanto, al ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, se le giró orden de aprehensión por delitos electorales, los cuales pueden alcanzar hasta 22 años y medio de cárcel.
“Lograr estas sanciones dependerá de la eficacia de la PGR y de la FEPADE al realizar sus acusaciones ante los jueces que correspondan. No podemos obviar los datos que revelan que un alto número de carpetas de investigación no están adecuadamente integradas o no se respeta el debido proceso. Por esta razón la PRG debe ser meticulosa en la integración y el procesamiento de estos tres ex gobernadores”, indicó.
El senador Miguel Barbosa Huerta dijo que sería inaceptable que por una falla en las acusaciones que realice la procuraduría, los abogados de los ex mandatarios logren tirar las acusaciones o parte de éstas. “Tal vez la risa de Javier Duarte al aceptar su extradición a México tenga que ver con eso”.
Agregó que los delitos electorales alcanzan fianza, “por eso cuando se acusa a César Duarte por un delito de esta naturaleza indirectamente se prefigura que si bien enfrentará un proceso, podría hacerlo en libertad condicional. Se trata de una acusación débil ante los hechos por los cuales César Duarte ha sido denunciado”.

Aseguró que “la cara de la corrupción” tiene el rostro de estos tres ex mandatarios estatales; de cómo se procesen sus casos se evidenciará hasta dónde se quiere llegar en el combate a la corrupción y a la impunidad”.
“Nadie plantea una cacería de brujas, simplemente que estos personajes reciban el merecido castigo por sus actos”, reiteró el senador Miguel Barbosa Huerta.

CONDENA EL ASESINATO DE LA HIJA DE SIMITRIO
Por otra parte, y durante su vista a Puebla este fin de semana, criticó que a las autoridades del gobierno estatal y municipal se les saliera de las manos el tema de la seguridad, situación que ha derivado en hechos lamentables como fue el reciente asesinato de Meztli Sarabia, hija de Rubén Sarabia Simitrio.
Barbosa Huerta lamentó que los delincuentes estén ganando terreno en la capital de Puebla, logrando que los ciudadanos no salgan con tranquilidad a las calles, por temor a que puedan ser asaltados o perder su propia vida en algún hecho delictivo.