La construcción de un paso deprimido o puente inferior en la Calzada Zavaleta y Camino Real a Cholula, quedará para ser definida en la administración estatal entrante, confirmó el secretario de Infraestructura, Movilidad y Transportes, Antonio Peniche García.

Resaló que se mantiene la inconformidad y oposición de vecinos de la zona a la ejecución de la obra pero indicó que todo se debe a que se están afectando algunos intereses, sin profundizar quien está detrás de las voces que se pronuncian contra el puente.

El secretario de Estado, subrayó que por cortesía política, fineza y educación se han encargado de reunirse con los habitantes, para darles a conocer detalladamente el proyecto que tiene destinado una inversión de 96 millones de pesos, y que comprende un paso inferior.

Precisó que ya se explicó que no habrá un “mastodonte de Concreto” que dañe la imagen urbana. Por el contrario se hicieron modificaciones tomando en cuenta a los colegios de ingenieros y arquitectos así como a la Cámara de la Construcción, y a pesar de eso continúa la oposición por parte de un grupo de vecinos.

Se ha decidido posponerlo para que sea la administración entrante la que determine su viabilidad.

Aclaró que la obra es complemento de otras cuatro en toda la zona como es en el cruce del Niño Poblano en Zavaleta, debajo del puente sobre bulevar Atlixco, donde se edificará una rotonda que ayudará a disminuir el tráfico vehicular; la rehabilitación de la Avenida del Sol, cuyos trabajos han arrancado con recursos  de la autoridad de San Andrés Cholula y del Gobierno del Estado y la intervención de la Recta a Cholula, además de la edificación de dos rotondas en la colonia La Paz.

Y aunque existe un sustento técnico de la obra, la administración interina, comentó el funcionario estatal, han decidido posponerla, luego de que dejó en claro que existe otro tipo de intereses que están detrás de las protestas.