Boca del Río, Ver.- Williams Sayed Córdova Hernández, mantiene la casta de campeón que lo llevó a consagrarse con los honores de la categoría Infantil menor Bantam, en el Taekwondo de la Olimpiada Nacional 2014.
En el segundo día de actividades en el Word Trade Center (WTC), la selección de Puebla acumuló una medalla de oro, además de dos bronces.
Williams Córdova, apoyado y guiado por su papá, el medallista olímpico en Barcelona 1992, y dirigido por Yanko Hernán Ramos López, mostró un gran carácter en cada uno de sus combates. En primera instancia, venció a Ángel Antonio Coca Jerónimo, de Hidalgo, por 9 puntos contra 1; después eliminó a Gerardo Torres Díaz, de Zacatecas, por 4 a 0, y en su tercer compromiso venció a Pedro Desales Vélez, de Jalisco, por 6 a 2.
Es así como llegó el momento de la gran final en la que Williams midió fuerzas con José Aguas Tomay, del Distrito Federal. El poblano de inmediato tomó la iniciativa para conseguir la victoria 6 puntos contra 1 y conquistar así su primera medalla en una Olimpiada Nacional.
Al culminar su combate, el campeón mencionó que la medalla la consiguió con la palabra clave: triunfo, “después de cada pelea mi papá me decía, ‘oye, tienes que asegurar el triunfo, es tuyo’. Cerraba los ojos y pensaba en todo el recorrido que hice para llegar hasta esta Olimpiada, en los regaños, en todo y en la palabra clave, triunfo”, narró Williams Sayed Córdova.
Respecto a sus rivales, el poblano reconoció que el más fuerte resultó Jalisco en la ronda semifinal, a quien logró superar 6 puntos por 2.
El ganador de la medalla de oro ya había soñado este gran momento, “imaginaba pelear con el campeón nacional Daniel Torres, de Baca California, él me motivo a ganar. Soñé con vivir este momento en la Olimpiada y logré cumplirlo”.
Puebla también destacó con los bronces de Jarumi Cardona Sánchez, en Infantil menor Fin –27, y Elizabeth Luna Campos, en Infantil menor Light.