· Cuestiona el abandono de la propuesta de mando mixto.

El senador Miguel Barbosa Huerta planteó ante los gobernadores de diversos estados de la República la inconstitucionalidad del proyecto de Ley de Seguridad Interior que se analiza en el Senado.
El vicecoordinador político del PT-Morena reconoció que la posición de de los gobernadores es la de los responsables de la seguridad pública de sus entidades, pero advirtió el riesgo de sustituir el concepto de seguridad pública por el de seguridad interior.
“Esta ley sí permite tener un Ejército mucho más accionante en la vida cotidiana de la sociedad, mucho más. Y ustedes, como autoridades civiles, debieran preocuparse por ello”, expresó.
Además, Miguel Barbosa enfatizó que el costo del despliegue del Ejército va a ser descontado de los presupuestos estatales y municipales, de órganos autónomos, de entidades públicas, y esto no va a dejar recursos para la profesionalización de las policías y del sistema policial.
En reunión de comisiones unidas de Gobernación, de Defensa Nacional y de Estudios Legislativos, Segunda con gobernadores para el análisis de la Ley de Seguridad Interior, el senador poblano les cuestionó por qué se abandonó la propuesta de mando mixto, asegurando que fue una decisión que los involucra.
“La reforma constitucional que ustedes mismos impulsaban en su momento, que de mando único pasó a mando mixto, pero que satisfizo, creo yo, lo que habría sido un nuevo modelo de seguridad pública y un nuevo modelo del sistema policial; ¿por qué lo pararon?, yo siempre lo entendí, por falta de recursos, por falta de dinero, por el costo”, comentó.
Miguel Barbosa enfatizó que el Ejército y la Marina llevan 12 años de manera formal en las calles sin un marco legal, sin embargo “no han ganado la guerra contra el crimen organizado y se va a deformar todo este tema de las relaciones entre los órganos del Estado, los órganos coercitivos del Estado y la sociedad, es muy riesgoso”.
El legislador aseveró que el tema de los derechos humanos, aunque no lo diga esta ley, tendría que ajustarse a la Constitución y a los tratados internacionales y no a los protocolos que decida el comandante designado por las fuerzas armadas para dirigir una operación.
“¿Por qué le permiten al Ejército de manera permanente establecer acciones?, ¿no se dan cuenta de eso?, sí se dan cuenta de eso, señores gobernadores, acciones permanentes, para poder identificar, investigar, prevenir amenazas, riesgos, sobre la seguridad interior”, cuestionó.
Finalmente, Miguel Barbosa pidió al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México decir abiertamente si estaba a favor o en contra del proyecto de Ley de Seguridad Interior.