• El sicario llegó y a sangre fría disparó contra el comerciante; después escapó con toda calma.

Odilón Larios Nava.- Tres plomazos fueron suficientes para que un asesino de fríos nervios matara a un comerciante de celulares en pleno mercado Hermilo Amador, en Xicotepec de Juárez. Tras cometer el homicidio el sicario escapó a pie, sin prisa, nadie se atrevió a ponerse en su camino.
Aunque algunas versiones indicaron que podría tratarse de un robo, esto fue desestimado por las autoridades, ya que las declaraciones de los testigos señalaron que el asesino llegó directo a ese negocio y tras desenfundar su arma no perdió tiempo y la accionó en tres ocasiones.
Estos hechos ocurrieron el pasado lunes alrededor de las 17:00 horas, como el asesino escapó sin que nadie interfiriera en su camino, se implementó un operativo para tratar de ubicarlo, pero no fue posible dar con él.
El hoy occiso, vendedor de celulares en dicho mercado, fue identificado como Benito Villeda Galloso, de 29 años de edad. Se desconoce qué problemas tenía y con quién los tenía, para que acudieran a liquidarlo.
Para cuando los servicios de emergencias llegaron al lugar, el hombre ya había muerto, pues al revisarlo no encontraron signos vitales.
Personal de la policía ministerial acudió para efectuar las diligencias del levantamiento del cadáver e iniciar la carpeta de investigación 257/2015 de Xicotepec. Se presume que pudo tratarse de una venganza o un ajuste de cuentas.
Después del homicidio se implementó un operativo por la región, lo cual comprendió varios municipios, se revisaron camiones de pasajeros y vehículos sospechosos para tratar de capturar al matón pero no fue posible localizarlo.