*Richardson tuvo marca de 3-2 en los 27 juegos que tuvo acción

Una de las gratas revelaciones de la temporada Primavera 2018 de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) para el Club Pericos de Puebla fue la participación del pitcher estadounidense David Richardson.
El nacido el 31 de enero de 1991 en Tampa, Florida, arribó el 11 de marzo a la Angelópolis para incorporarse de lleno a los entrenamientos de la Novena Verde, convirtiéndose desde un inicio en uno de los caballos de batalla del mánager Lorenzo Bundy en su bullpen.
En total, Richardson tuvo marca de 3-2 en los 27 juegos que tuvo acción, permitiendo 18 imparables y 11 carreras, otorgando 14 bases por bolas y 37 ponches para un promedio de carreras limpias permitidas de 3.26. En tanto, la oposición sólo pudo batearle para .170.
Las tres victorias del lanzador derecho fueron logradas contra los Bravos de León (31 de marzo en el estadio Hermanos Serdán) donde lanzó una entrada permitiendo dos hits y tres carreras, otorgando dos bases por bolas y un ponche; contra los Piratas de Campeche (17 de abril en el estadio Nelson Barrera) lanzando dos episodios permitiendo un imparable y recetando cuatro chocolates; y finalmente contra los Guerreros de Oaxaca (25 de mayo en el estadio Hermanos Serdán) tirando un capítulo con dos pasaportes y un ponche.
Además, es importante mencionar que Richardson conectó inmediatamente con la afición de los Pericos, que en todo momento lo estuvieron apoyando y ovacionaron sus salidas al centro del diamante.