Por Jesús Lemus/Puebla

El nombre del ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres, todavía puede hacer daño político al PRI y a los candidatos que compitan por un cargo público en las elecciones de 2018, declaró la coordinadora de los diputados locales de esta fracción parlamentaria, Silvia Tanús Osorio.
Ejemplo de cómo la imagen del ex mandatario estatal sigue afectado al PRI, dijo, fue el caso de Blanca Alcalá Ruiz, durante la campaña del año pasado para renovar el gobierno estatal, ya que siempre se le acusó de tener vínculos con Mario Marín Torres.
Dijo que si bien la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) exoneró al ex mandatario poblano de cualquier caso de pederastia en Puebla, la sociedad poblana jamás lo perdonó de ese hecho y otras acciones que ejecutó como ex gobernador de Puebla.
“Siento que su presencia en la campaña de Blanca Alcalá Ruiz le restó los votos lamentablemente y no sabemos cuándo lo va a exonerar el juicio popular porque en el juicio jurídico ya fue exonerado pero en el popular, por lo que hemos visto, la gente sigue sin olvidarlo”.
Por último, la coordinadora de los diputados locales del PRI, confió que el partido en el estado y nacional, tomará una excelente decisión sobre los candidatos que aparecerán en las boletas electorales de 2018, dejando en claro que ninguno de ellos debe tener vínculos con Mario Marín Torres.