Entre policías y luchadores amateurs fue despedido Luis Antonio Juárez Morales, el policía que pereció a manos de tres asaltantes de transporte público.

Odilón Larios Nava.- Luchadores del pancracio y uniformados de la Policía Municipal, el pasado sábado dieron el último adiós a “Cosmos” – sus amigos policías le decían “El Místico” –, el policía Luis Antonio Juárez Morales, quien pereció en cumplimiento del deber el pasado jueves a manos de asaltantes de transporte público. Como este diario lo reveló, Luis Antonio era practicante de la lucha libre, nunca quiso dar el salto a nivel profesional, le gustaba luchar entre el pueblo, cerca de la gente, dijo uno de sus compañeros de esquina.
El sábado por la mañana un grupo de luchadores, técnicos y rudos, se reunieron en la casa de Juárez Morales, en la colonia Lomas 5 de Mayo, para despedir a su compañero. El atuendo de Cosmos estaba sobre el ataúd.
Minutos después el féretro fue llevado a la Dirección de Policía Municipal, base Titanio – como le conocen en clave – en Rancho Colorado. Ahí con la presencia del alcalde Luis Bank Serrato y del titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), Manuel Alonso García, le rindieron un merecido homenaje.
La mamá de Luis Antonio y otros familiares del policía y luchador, exigieron justicia y que los delincuentes que lo privaron de la vida no queden en libertad.
Uno de sus compañeros de lucha que platicó con este diario dijo que Cosmos era respetoso en el cuadrilátero: “No le gustaba ser grosero ni meterse con la gente, era un luchador tranquilo”. Este mismo personaje, quien nos solicitó el anonimato, agregó: “A su mamá le gustan mucho las luchas, siempre iba a verlo”.
Familiares del policía dijeron que a “Toño” también le gustaba hacer pizzas y uno de los sueños que tenía era montar su propio negocio en ese giro.
Hasta el cierre de esta edición la Fiscalía General del Estado (FGE) no había dado a conocer si los tres delincuentes responsables del asalto a la ruta 7A y del asesinato del policía, habían quedado vinculados a proceso.