La historia del automóvil mundial se vio reflejada el pasado fin de semana en los jardines de la Universidad de las Américas Puebla, gracias a la instalación del XXXIII Gran Salón del Automóvil Antiguo. Donde coleccionistas, clubes y amantes de las cuatro ruedas lucieron sus mejores piezas, para las más de 5 mil personas que se dieron cita.
Todo fue posible al esfuerzo conjunto de la Asociación Mexicana del Automóvil Antiguo Puebla A.C., quien hizo el llamado a clubes y asociaciones de Veracruz, Morelos, Guanajuato, Ciudad de México, Querétaro, Estado de México y Puebla para que deleitaran a la audiencia con vehículos fabricados de 1930 a 1985. “Logramos y sobrepasamos el objetivo, tuvimos una gran afluencia de gente y más de 250 vehículos en exhibición”, afirmó Ralph Wierzyk, presidente de la Asociación.
Packard, Ford, Escarabajos, Chrysler, Mustang, Honda, Combis, Buick GMC, Citroen, Renault, Audi, Porsche y muchos otros modelos estuvieron perfectamente repartidos en los jardines de la UDLAP, para que el público pudiera apreciarlos desde cualquier ángulo. Inclusive poder ver su motor, subirse en alguno de ellos, tomarse fotos y llevarse un grato recuerdo de esta exposición anual.
Para esta trigésima tercera ocasión el Salón del Automóvil Antiguo contó con una muestra especial del Museo Audi de Ingolstadt, Alemania; mostrando un Auto Union, Wanderer, DKW y Horch de la preguerra; los cuales se llevaron la mayor atención de los amantes del mundo de las cuatro ruedas. Además, se premió al Mejor Auto Americano: un Mustang Shelby original que fue firmado por su creador, Carroll Shelby; el Mejor Europeo: un Porsche 356 y Del Evento: un Simca.