• Los cuerpos de emergencias que trabajaban en el lugar estimaban que por la madrugada de este miércoles el incendio podría ser sofocado en su totalidad.
• Una vez que se apague el fuego se revisarán los seis vehículos calcinados para verificar si alguna persona murió atrapada por las llamas.

Odilón Larios Nava.- Este martes por la noche el incendio en toma clandestina en la comunidad de Progreso de Juárez, en el municipio de Acatzingo, cumplió 24 horas. Los cuerpos de emergencias estimaron que podría ser por la madrugada de este miércoles cuando lograran extinguir por completo las llamas y proceder a hacer la eliminación de la toma clandestina.
Durante el día los cuerpos de emergencias encabezados por Petróleos Mexicanos (Pemex) y por bomberos de Tecamachalco y Tepeaca, hicieron varios intentos por apagar la potente llama, pero no tuvieron éxito.
Alrededor de las nueve de la noche de este martes, la deflagración cumplió 24 horas, ello a pesar que el poliducto Minatitlán-México fue segmentado casi inmediatamente después de que iniciara el incendio. Sin embargo los remanentes de la gasolina siguieron alimentando las llamas, las cuales en su momento más intenso alcanzaron más de 50 metros de altura.
Se desconoce qué fue lo que ocasionó el incendio, pero se sabe que los huachicoleros, el lunes por la noche, estaban “despachando” gasolina en ese lugar, en donde había varios vehículos haciendo fila para que les llenaran los contenedores que llevaban.
De pronto algo inició la deflagración y una fuerte explosión se escuchó, después la intensa llamarada iluminó la noche de Progreso de Juárez. Seis unidades ardieron en el sitio hasta quedar reducidas por las llamas a sus componentes metálicos.
Algunas versiones de los vecinos recopiladas por las autoridades indicaron que probablemente hubo dos personas atrapadas dentro del centro del incendio. Esto no fue confirmado, pero en caso de que haya sido verdad el fuego seguramente habría consumido los cadáveres, indicaron las fuentes consultadas.
Estas mismas personas indicaron que hubo tres personas que resultaron con quemaduras y que fueron los mismos huachicoleros los que los habrían trasladado por sus propios medios. Tampoco esta versión tiene confirmación oficial, ya que estas bandas de delincuentes suelen no reportar lo ocurrido a las autoridades.
Lo que si se confirmó es que el fuego arrasó con los seis vehículos. Que durante el día el aire cambió de dirección las llamas y estas calcinaron un árbol que estaba al otro lado de la carretera, así mismo la intensidad del fuego era tal que en esa zona el asfalto de la calle Benito Juárez comenzó a incendiarse.
Durante el día el personal de Emergencias Puebla de Pemex, con el apoyo de bomberos de Tecamachalco y Tepeaca, así como Protección Civil de Acatzingo, hicieron al menos tres intentos por apagar el fuego, pero éste volvía a avivar.
Hasta el cierre de esta edición el incendio continuaba, no tan voraz como en sus inicios pero aún no habían podido apagarlo. Fuentes consultadas indicaron que seguían llegando pipas de agua y espuma, por lo que esperaban poder sofocarlo en su totalidad por la madrugada de este miércoles y después proceder a eliminar la toma.
Una vez que logren apagar el fuego revisaran la zona para confirmar o descartar la versión de los vecinos, la que indica que dos personas pudieron haber quedado atrapados por las llamas.
Algunos pobladores de forma anónima indicaron que por las noches en el lugar del incendio era común ver decenas de camionetas estacionadas, esperando su turno para llenar sus contenedores. Incluso refirieron que esa toma clandestina ya había sido sellada en el pasado pero que los huachicoleros volvieron a abrirla.

EL INCENDIO DE SAN SIMÓN DE BRAVO

La otra toma incendiada fue la ubicada en San Simón de Bravo, en Quecholac. Este incendio fue significativamente menor, aunque las llamas calcinaron cuatro vehículos.
En este caso el fuego fue apagado apenas un par de horas después de iniciado y para las seis de la mañana del martes la toma estaba eliminada por parte del personal de Emergencias Puebla de Pemex.