Los Borregos Salvajes del Tecnológico de Monterrey campus Puebla y las Águilas Blancas del Instituto Politécnico Nacional cumplieron a cabalidad con la práctica conjunta que sostuvieron en el “Cráter Azul”, casa de los “lanudos”, donde los dos equipos enseñaron que pueden ser contendientes al gallardete en sus respectivas ligas.
En los ejercicios de siete contra siete y de “pash rush” los Borregos Puebla se manifestaron con buen ritmo; la defensiva realizó excelentes coberturas y con mucha comunicación. Por su parte la ofensiva movió muy bien el ovoide y los mariscales de campo pudieron tomar con tiempo decisiones acertadas para conectar con sus receptores y concretar varias anotaciones.
Fue en la parte del “scrimmage” el cual se jugó solamente a dos cuartos, donde los chicos del Politécnico Nacional salieron mejor librados al ganar por 12 puntos a 8. En el primer periodo los Borregos entregaron el balón en su primera jugada para dejar en una situación complicada a la defensiva; al final de ese cuarto las Águilas Blancas lograron verse arriba con 12 puntos.
En el siguiente periodo los Borregos se mostraron distintos y anotaron, además consiguieron una buena jugada de conversión; aunque ya no pudieron remontar en el marcador, dejaron claro que la ofensiva logrará mejorar para responder con muchos puntos. El ensayo dejó buen sabor de boca a Hugo Israel Lira, entrenador en Jefe de los Borregos.
“Tenemos que entender que estamos construyendo un equipo que trabaje en conjunto tanto defensa, ofensa y special teams y el día de hoy veo un equipo con mucho carácter que está trabajando, para que se puedan unir cada uno de los talentos que reclutamos; tenemos gente lesionada titular que no participó hoy, me voy satisfecho con el trabajo mostrado, pero con varias tareas en las cuales vamos a trabajar para estar en el punto que queremos estar ya en agosto”.
Una de esas tareas a las que se refiere el coach Lira es la de acoplar a los novatos, especialmente en la parte defensiva que es donde hay varios de ellos, los cuales llevan muy poco tiempo con el equipo; a pesar de ello los jóvenes se mostraron a buen nivel. Por su parte los jugadores extranjeros mostraron buenas cosas y dieron una gran muestra de la aportación que se espera de ellos en favor de los “lanudos” poblanos.
“Tenemos herramientas para tener una gran temporada, tenemos que ensamblar cada una de esas herramientas y ponerlas en un objetivo claro” señaló el Maestro Lira.
Los jugadores de los Borregos cumplirán con una semana más de entrenamiento para finalizar el verano y el próximo viernes romperán filas para tomar un par de semanas de vacaciones, pero a su regreso su forma física y su mentalidad deberán ser llevadas al máximo de sus capacidades para salir adelante en la temporada más retadora en lo que va de la historia de este equipo.