Puebla es uno de los estados con mejores indicadores en materia de legalidad, transparencia y seguridad sanitaria, al cumplir al cien por ciento sus metas de verificación 2015 y contar con la única unidad móvil de detección de clembuterol, afirmó el titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Mikel Arriola Peñalosa, al inaugurar con el gobernador Rafael Moreno Valle la Reunión Nacional de Rastros 2015 y firmar el Acuerdo de Colaboración para el Acompañamiento Preventivo en Visitas Sanitarias.
“No bajaremos la guardia contra la informalidad en salud, en Puebla seguiremos alentando la formalidad y el estado de derecho (…) felicito al gobernador por apostarle a la transparencia y la rendición de cuentas en la lucha que libramos a diario contra los riesgos a la salud”, señaló.
En este sentido, el mandatario reiteró su determinación de implementar las medidas que garanticen la calidad de los productos cárnicos en el estado, como parte de la estrategia integral de salud que va más allá de contar con un sistema de Hospitales, Centros de Salud con Servicios Ampliados y clínicas.

“Acabamos de suscribir un convenio para entrar a los rastros y hacer revisiones conjuntas, que nos permita sancionar conductas irregulares con todo el peso de la ley, pero también para incentivar las mejores prácticas”, señaló Moreno Valle ante los responsables de la vigilancia sanitaria de las 32 entidades del país que, durante este 12 y 13 de octubre, buscarán mecanismos de mejora en los procesos de sacrificio, faenado, almacenamiento y transporte de la carne de animales para consumo humano.
Arriola Peñalosa destacó que con este convenio, Puebla se convertirá en el quinto estado del país donde las visitas de prevención se realicen con la participación de las contralorías estatales, un programa iniciado con el Gobierno Federal.
De igual forma, subrayó la importancia de reforzar los esquemas de vigilancia enfocados a reducir los riesgos de contaminación durante el sacrificio y procesamiento de productos, a fin de prevenir enfermedades relacionadas con su consumo, como la cisticercosis, teniasis, intoxicaciones bacterianas, salmonelosis, entre otras, de manera particular en los rastros municipales y privados que aportan el 65 por ciento del mercado.
Por su parte, el alcalde Tony Gali celebró que Puebla sea el espacio para intercambiar experiencias y establecer mejores medidas sanitarias en los rastros o mataderos, y así garantizar absoluta salubridad a favor de las familias.
Destacó que el principal objetivo del Proyecto Nacional de Rastros que se analiza en este encuentro, es perfeccionar la normativa aplicable, reducir los riesgos de contaminación cárnica y fomentar la correcta disposición de residuos para preservar el medio ambiente.
Asimismo, recordó que con una inversión conjunta entre Federación y Municipio -superior a los 34 millones de pesos- se modernizó el Rastro de Puebla y se obtuvo la certificación Tipo Inspección Federal (TIF) que compromete estándares de calidad, sanidad e higiene para tranquilidad de los consumidores.