• EL gobernador y el edil Luis Banck entregan la rehabilitación del Paseo Bravo a las familias poblanas

 

A fin de seguir recuperando espacios públicos en la ciudad, este miércoles el Gobernador Tony Gali, la presidenta del SEDIF, Dinorah López de Gali, el Presidente Municipal Luis Banck y la presidenta del SMDIF, Susy Angulo de Banck, entregaron a familias poblanas las obras de rehabilitación y mantenimiento del parque Paseo Bravo.

El mejoramiento de más de 35 mil metros cuadrados de este espacio emblemático, lo posiciona como un atractivo más para el turismo local, nacional e internacional, por su gran historia.

El gobernador Tony Gali reconoció el interés del alcalde Banck en el rescate de espacios públicos, para fomentar la sana convivencia de las familias; de manera especial, este Paseo Bravo fundado en 1840, que además es punto de referencia para poblanos y turistas.

Resaltó la importancia de este lugar, ya que alberga el monumento al General Nicolás Bravo, el reloj de “El Gallito” y se entremezcla con la arquitectura del templo de Guadalupe, el Museo del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos y la Avenida Juárez.

“Tenemos la ciudad más hermosa del mundo, pero tenemos algo mejor en Puebla, que son ustedes, los poblanos y eso hoy nos ha llenado de orgullo. Por eso hoy Puebla sigue y es un estado de progreso, porque los ciudadanos hemos entendido el valor que tenemos”, puntualizó.

El alcalde Luis Banck, agradeció al gobernador Tony Gali por el apoyo para la construcción de mejores espacios a favor de las familias que habitan y visitan la capital.

Destacó que de acuerdo al Banco Interamericano de Desarrollo, cada vez que se recupera un espacio urbano, suceden cosas buenas: aumenta la plusvalía de la zona, se multiplica la actividad comercial, se refuerza la seguridad pública, se incentiva el encuentro social, mejora la salud pública, se reduce el impacto ambiental, se recupera la confianza de los inversionistas y se promueven métodos eficientes de transporte que conecten con las vías principales.

“Recuperar el Paseo Bravo no sólo nos permite traer los recuerdos del pasado al presente. También, nos permite vivir en una ciudad más ordenada, segura, justa y sobre todo, más humana”, indicó.