Marco Fierro

 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el primer trimestre de 2019, la capital poblana con un 88 por ciento, fue la octava ciudad con la mayor percepción de inseguridad, pese a ello todavía no habrá cambios en la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPyTM)

Tras revelarse los datos que ponen a Puebla con malos resultados en materia de seguridad, la presidente municipal, Claudia Rivera Vivanco, consideró que las estadísticas solo sirven para tener un parámetro de lo que está ocurriendo en el municipio, por lo que aseguró que las estrategias que están alineadas al programa nacional de seguridad del presidente Andrés Manuel López Obrador, avanzan.

“Ya lo he comentado en otras ocasiones que los temas de estadísticas nos sirven para tener un parámetro de lo que está ocurriendo, pero todas las estadísticas invariablemente tienen que interpretarse de manera fría, las acciones que estamos haciendo para construir y cambiar la dinámica de la percepción de inseguridad  y construir una ciudad en paz se han ido alineando al programa nacional seguridad”, dijo.

La alcaldesa señaló que los cuerpos policiales se están fortaleciendo, aunque reconoció que si bien hacen falta un mayor número de elementos de seguridad, se está trabajando en aumentar el número de sectores para tener una mayor eficiencia en los traslados y en la atención de una emergencia.

Rivera Vivanco manifestó que se están dando pasos en materia de seguridad, que aunque  parecen muy pequeños, todavía no se puede cantar victoria, pues dijo que es necesario fortalecer todo el sistema penal, ya que a pesar de que la policía municipal está haciendo su trabajo, es importante mejorar toda la cadena de custodia.

 

Respalda Rivera Vivanco la posible llegada de una funcionaria Morenovallista a su gabinete municipal.

Aunque no confirmó la llegada de Nadia Mayorga, ex funcionaria en la administración de Rafael Moreno Valle y Martha Erika Alonso, la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco, resaltó que antes de contratar a una persona se evalúa las capacidades técnicas y no se discrimina por afiliación política, por preferencia sexual o por religión.

Con ello, la alcaldesa dejó abierta la posibilidad para que se incorpore a la gestión municipal, aunque por el momento no quiso abundar más sobre el tema, solo sentenció que es necesario cambiar la mentalidad.

“Yo la conocí en las mesas de seguridad estatal, en las cuales el municipio participa, yo la vi trabajando ahí, yo ubique la parte de su trabajo profesional, pero hay algo que se tiene que dejar muy claro en estas dinámicas que se desatan, primero para todas las personas que ha contratado esta administración municipal se evalúa el fortalecimiento de las capacidades técnicas, pues aquí no se discrimina por afiliación política, por preferencia sexual o por religión”, expresó.