• Fue adquirido en el 2016 con el apoyo del Conacyt

Por Diego Armando Cuautle

De reciente adquisición, el Centro de Investigación en Dispositivos Semiconductores (CIDS) del Instituto de Ciencias (ICUAP), de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) cuenta espectrómetro de fluorescencia de rayos X de longitud de onda dispersiva que está pensado para funciones vinculadas con el análisis elemental de sustancias químicas.
Al respecto, el investigador de dicha área, Javier Martínez Juárez indicó que unción del nuevo equipo es apoyar investigaciones y brindar servicios a la comunidad interna de la BUAP, así como de otras universidades, empresas e instituto.
“Este equipo es posible obtener reportes de manera rápida y precisa sobre la composición de elementos químicos que conforman un material, sin necesidad de descomponerlo o destruirlo”, explicó brevemente.
Además, agregó que tiene como característica principal, sobre otros espectrómetros, la longitud de onda dispersiva que le brinda mayor capacidad de análisis para detectar y cuantificar con mayor precisión los componentes de la muestra, debido a que tiene mayor sensibilidad, un aditamento que generalmente viene asociado a los equipos de microscopios electrónicos de barrido.
“Por ejemplo, hay elementos que pueden ser detectables y cuantificables desde 20 partes por millón; además de tener la capacidad para cuantificar la presencia de oxígeno, flúor, nitrógeno y carbono”, señaló.
Uno de los primeros análisis realizados con el espectrómetro de fluorescencia fue a la cerámica de talavera, a fin de detectar la presencia de plomo, un elemento potencialmente tóxico para el organismo, por lo que el estudio será de especial interés para la industria fabricante de este producto.
Asimismo, el equipo permitió conocer la composición química de multivitamínicos, permitiendo detectar similitudes de elementos con las semillas de amaranto en cuanto a valor nutricional. El informe obtenido reveló incluso que el amaranto contiene más elementos químicos benéficos para el ser humano.
El estudio indicó que los componentes químicos del multivitamínico eran metileno (98 por ciento), fósforo (0.98 por ciento), sodio (0.9 por ciento), aluminio (0.22 por ciento), azufre (0.18 por ciento), así como cantidades medidas en partes por millón de potasio, magnesio, cloro, calcio y hierro. En tanto, en el amaranto, las cantidades de estos elementos mencionados fueron similares, pero además se encontró zinc, titanio, magnesio, rubidio y estroncio.
Con el espectrómetro también se desarrollaron reportes de composición en biofertilizantes, café, soya, jamaica, zeolitas, bases cristalinas, metales y otros minerales.
“Con el espectrómetro podemos contribuir a fortalecer no solo las investigaciones que se generan en el Departamento de Semiconductores, sino también apoyar el trabajo interdisciplinario de otros institutos o facultades que requieren muchas veces de la correcta interpretación de datos, como en este caso”, finalizó.