• Del total, 21 corresponden a doctorados, 40 a maestrías y 4 a especialidades

Por Diego Armando Cuautle

Con un total de 65 programas, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) se coloca como la numero uno en el estado con reconocimiento dentro del Padrón del Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

De acuerdo al Conacyt, Máxima Casa de Estudios del Estado es la institución número uno en Puebla al colocarse por arriba de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) con 14.

Le sigue el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica e Informática (INAOE) con 9, la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) con 9, la Comunidad Universitaria del Golfo Centro con 4 cada una, el Colegio de Postgraduados 3 y el Instituto Tecnológico de Puebla (ITP) con 1.

Físico- matemáticas y ciencias de la tierra, biología- química, ciencias sociales, ingenieras, humanidades y ciencias de la conducta, medicina y ciencias de la salud, ciencias agropecuarias son las principales áreas que destacan dentro del listado.

De todas las anteriores 21 corresponden a doctorados, 44 a maestrías y 4 a especialidades mismas que se han colocado como referentes a nivel nacional y que además son reconocidas internacionalmente.  

Entre totas de las universidades de la entidad poblana reconocidas ante el PNPC, dan un total de 100 programas, esto a pesar de que está entre las entidades con el mayor número de instituciones a nivel nacional.

Cabe señalar que el PNPC es el organismo que acredita los programas de posgrado nacional y les pone esa estrellita de calidad. La metodología de evaluación fue desarrollada con base en 92 grupos de enfoque integrados por instituciones de educación superior, públicas y particulares, así como centros de investigación.

El PNPC fomenta la mejora continua y el aseguramiento de la calidad del posgrado nacional, para incrementar las capacidades científicas, humanísticas, tecnológicas y de innovación del país, que incorporen la generación y aplicación del conocimiento como un recurso para el desarrollo de la sociedad y la atención a sus necesidades, contribuyendo así a consolidar el crecimiento dinámico y un desarrollo más equitativo y sustentable del país.